Un perito de Hacienda cuestiona la credibilidad de los papeles de Bárcenas

La fiscal defiende que la información de los ordenadores de Bárcenas era del PP y no puede haber delito informático

Juicio por el borrado de los ordenadores de Bárcenas/Foto: Efe

El perito que analizó para la Fiscalía Anticorrupción "los papeles de Bárcenas"y la memoria USB que entregó el extesorero del PP con datos de la presunta contabilidad B del partido ha restado este viernes credibilidad a esos documentos al contener "errores, duplicidades e incoherencias".

El perito que analizó para la Fiscalía Anticorrupción "los papeles de Bárcenas"y la memoria USB que entregó el extesorero del PP con datos de la presunta contabilidad B del partido ha restado este viernes credibilidad a esos documentos al contener "errores, duplicidades e incoherencias".

"Es una información muy poco creíble; no le doy ninguna validez", ha señalado en concreto sobre el "pendrive" al declarar como testigo en el juicio por el borrado de los ordenadores de Bárcenas, abriendo un rifirrafe entre la acusación popular ejercida por IU y la defensa del PP, acusado en la causa, informa Efe.

El abogado del partido, Jesús Santos, ha denunciado que el informe se presentó en la Audiencia Nacional más de un año después de haber sido realizado y que le habría venido "muy bien"cuando solicitó el sobreseimiento del caso de los papeles de Bárcenas, pero el abogado de IU, Juan Moreno, ha cuestionado las conclusiones de ese análisis pericial.

Moreno ha recalcado que son muchos los apuntes contables de los papeles que se han acreditado en las investigaciones abiertas en la Audiencia Nacional a partir de la documentación aportada por el extesorero y el perito, de la Unidad de Apoyo de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), lo ha admitido, pero ha insistido en sus dudas.

"Los movimientos de los papeles yo no opino si son verídicos o no; en mi opinión, deja mucho que desear"; "hay movimientos que se puede inferir que son reales porque coinciden con documentos, pero hay tal desorden y la forma de presentación no parece profesional", ha añadido en respuesta a Isabel Elbal, letrada de la acusación que ejerce el Observatori de Drets Humans.

Ha reconocido también, no obstante, que nunca había auditado una "contabilidad B".

Tras concluir su interrogatorio y antes de proceder a las conclusiones finales del juicio, el PP ha pedido incorporar a la prueba documental el auto de la Audiencia de Toledo que este mes ha confirmado que no hubo delitos en la causa del caso Bárcenas referida a la supuesta adjudicación irregular de un contrato de basuras del Ayuntamiento de Toledo.

IU también era parte en ese proceso y la Audiencia cuestiona la "teoría especulativa"sobre los "manejos"de Bárcenas con el PP de Castilla-La Mancha, al considerar que son "meras conjeturas aventuradas al socaire de la rivalidad política que carecen de reflejo probatorio alguno según las diligencias de investigación practicadas".

Para el PP, el auto es importante al cuestionar la fiabilidad de Bárcenas, pero IU ha mostrado su rotunda oposición y ha sacado a colación la operación Kitchen, que refuerza, a su juicio, la veracidad de los papeles del extesorero.

Las otras dos acusaciones populares en el juicio del borrado de los ordenadores también se han opuesto recordando las condenas del caso Gürtel y que no hay condena de falso testimonio contra Bárcenas, pero el juez ha admitido finalmente el auto como prueba.

Por su parte, la fiscal Carmen Luciáñez ha defendido que el PP tiene que ser absuelto por la presunta destrucción de los ordenadores que usaba Luis Bárcenas en la sede del partido porque hay "dudas"sobre la versión que ha mantenido el extesorero sobre que era el propietario de los discos duros y, por tanto, de la documentación que se guardaba en ellos. En este sentido, ha dicho que de ser cierto que se almacenaba la contabilidad b de los 'populares', el partido podría eliminar esta documentación porque "no era ajena", informa Ep.

Esta afirmación la ha hecho en la última sesión del juicio por la destrucción de los dos discos duros del extesorero para argumentar que en este caso concreto no ha quedado acreditado la comisión de un delito de daños informáticos, que es por el que se encuentra acusado el partido político, la extesorera Carmen Navarro, el abogado Alberto Durán y el informático José Manuel Moreno.

La Fiscalía ha elevado este viernes a definitivas su conclusión de que los acusados no deben ser condenados ya que no se ha acreditado cuál era la información que contenían los ordenadores; que los mismos fuesen propiedad de Bárcenas y que, por tanto, le haya causado un daño o que haya perjudicado una investigación judicial.

La representante del Ministerio Público ha hecho referencia expresa al artículo 264 del Código Penal, que recoge el delito de daños informáticos, y ha subrayado que los requisitos para incurrir en esta conducta penal son el borrado "sin autorización"de "datos informáticos, programas informáticos o documentos electrónicos ajenos".

En este sentido, ha afirmado que Bárcenas "hizo una dejación de esos ordenadores"y ha añadido que "si partimos de la base de que el PP destruyó su contabilidad b, entendemos que esa información era del PP y por tanto no le era ajena".