¿Qué es el trastorno obsesivo compulsivo? (TOC)

EL TOC es un Trastorno en el cual existe la presencia de obsesiones, compulsiones o ambas.

EL TOC es un Trastorno en el cual existe la presencia de obsesiones, compulsiones o ambas.
EL TOC es un Trastorno en el cual existe la presencia de obsesiones, compulsiones o ambas.PIXABAY

EL TOC es un Trastorno en el cual existe la presencia de obsesiones, compulsiones o ambas. Las obsesiones son pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan, en algún momento durante el trastorno, como intrusas o no deseadas, y que en la mayoría de los sujetos causan ansiedad o malestar importante, la persona intenta ignorar o suprimir estos pensamientos, impulsos o imágenes, o neutralizarlos con algún otro pensamiento o acto (es decir, realizando una compulsión).

Por su parte, las compulsiones engloba comportamientos o actos mentales repetitivos que el sujeto realiza como respuesta a una obsesión o de acuerdo con reglas que ha de aplicar de manera rígida. El objetivo de los comportamientos o actos mentales es prevenir o disminuir la ansiedad o el malestar, o evitar algún suceso o situación temida. Sin embargo, estos comportamientos o actos mentales no están conectados de una manera realista con los destinados a neutralizar o prevenir, o bien resultan claramente excesivos. Los niños de corta edad pueden no ser capaces de articular los objetivos de estos comportamientos o actos mentales.

¿Cómo es la vida de una persona diagnosticada de TOC?

Es muy difícil llevar una vida normal, ya que las obsesiones o compulsiones requieren mucho tiempo (p. ej., ocupan más de una hora diaria) o causan malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento, por lo que llevar una vida normal no es posible si se padece este trastorno.

Las personas que lo padecen suelen presentar algunos de estos síntomas:

  • Intolerancia a la incertidumbre: todo tiene que estar bajo control como única vía de obtener seguridad, ya que tiene grandes dificultades a la hora de afrontar situaciones inesperadas o desenvolverse en situaciones ambiguas.
  • Sobreestimación de la amenaza: se magnifica la probabilidad de que ocurra una catástrofe.
  • Perfeccionismo: no se toleran errores y todo tiene que ser perfecto, por lo que se revisan las cosas una y otra vez.
  • Responsabilidad excesiva: se construyan reglas y esquemas de conducta basados en la responsabilidad de hacer siempre lo correcto y que se ponen en práctica cuando se producen unas circunstancias concretas.
  • Creencias sobre la importancia de los pensamientos: se magnifica la importancia de los pensamientos propios y especialmente de su significado, que no es otro que el que él mismo les atribuye.
  • La importancia de controlar los propios pensamientos: necesitan controlar los pensamientos de modo que no pueda pensar en determinadas cosas.
  • Rigidez de ideas: las ideas inamovibles, sin atender a cualquier argumentación que pueda modificarlas, es un medio para adquirir seguridad.

¿Cómo reacciona la sociedad?

En opinión de la Sra. Yinet Gómeztrastornos como el TOC no se han normalizado en nuestra sociedad, sino que, en la mayoría de los casos, las personas no suelen decirlo. No olvidemos que se trata de personas que utilizan neutralizadores para calmar su ansiedad como: comprobar si ha cerrado el coche varias veces, si ha cerrado la llave del gas, si le ha dado todos los pasos a la puerta de la casa, colgar la ropa con pinzas del mismo color que la ropa que cuelga, etc. Acciones como estas que evidentemente no son necesarias en la vida diaria, cuando gestionamos adecuadamente nuestras emociones y comportamiento, en ocasiones, pueden llegar a ser vistas como innecesarias en algunos grupos de personas, aunque no quita que asuman que las realizan como un comportamiento normal.

Estas personas responden así porque es la única forma que encuentran para calmar la ansiedad que les provoca el pensamiento intrusivo, el temor a las consecuencias de que se cumpla lo que piensan, a la idea de que lo que piensan puede cumplirse, ya que suelen pensar que sus creencias son ciertas, y por ultimo por la gran dificultad que tienen para aceptar la ansiedad.

Imaginemos que llevamos 20 minutos buscando donde aparcar el coche y casi llegamos tarde al trabajo porque no encontramos aparcamiento, y después a una manzana de distancia, después de haber aparcado, regresamos a comprobar que el coche está cerrado, si esto nos pasa a diario, pues ya tenemos un obstáculo que está limitando el funcionamiento normal del día a día.

Vale la pena añadir que el malestar se ocasiona cuando los niveles de ansiedad llegan a ser tan altos que limitan la vida de la persona, en el desempeño de las tareas diarias, esta puede ser una de las razones por las que muchas personas estén padeciendo de obsesiones y compulsiones y todavía no hayan pedido ayuda para solucionarlo, ni se planteen la gravedad del padecimiento, porque todavía no han llegado al límite o la interferencia no ha llegado a ser una limitación Lo cual no quiere decir que la persona no sepa lo que piensa y hace. En la mayoría de los casos la perdona sabe que es absurdo pero esto no es suficiente para sanar.

Existen estudios que señalan la prevalencia de la población a padecer este trastorno alguna vez en la vida y se sitúa entre un 5% cada 100. Con lo cual, es necesario facilitar a las personas que lo están pasando mal razones para que pidan ayuda y logren resolver sus conflictos.

Dra. Yinet Gómez Hermida

Psicóloga