Todo lo que debes saber sobre la educación Montessori

  • Todo lo que debes saber sobre la educación Montessori
Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

22 de enero de 2018. 11:13h

Comentada
Madrid. 22/1/2018

ETIQUETAS

Se habla muchas veces del Método Montessori, cada vez hay más escuelas adscritas a este tipo de enseñanza pero muchos desconocen quién fue la persona que lo ideó y en qué consiste esta educación que ha sido denominada “Educación para la paz”. Miriam Escacena, aunque es ingeniera de profesión, sus pasos laborales se han ido por el mundo de la educación infantil para ello se formó como instructora de lengua de signos para bebés, instructora de porteo, educadora de masaje infantil por la IAIM/AEMI, en pedagogías respetuosas con los procesos de desarrollo infantil como el Programa de Coaching Educativo de la Pedagogía Blanca, Montessori, Waldorf.. etc. Es Guía Montessori de Comunidad Infantil, (de 0 a 3 años) con titulación internacional, y además mamá de dos niños de 7 y 2 años que el año pasado estuvieron escolarizados en una escuela Montessori de Ciudad de México.

-¿Qué es la educación Montesorri? ¿Cuáles son sus orígenes?

Se la conoce como el método de la pedagogía científica, y fue desallorado por María Montessori, la mujer que revolucionó la Pedagogía a principios del siglo XX. Además de pedagoga, fue la primera mujer que se licenció en medicina en Italia, y obtuvo también licenciaturas en ingeniería, psicología, psiquiatría, filosofía, antropología y biología.

Ella fue una gran luchadora y defensora de la paz, que revirtió los obstáculos y prejuicios de la época que le tocó vivir, tales como la oposición a que ingresara en la facultad de Medicina de la Universidad de Roma por ser mujer, luchando también por la reforma legal sobre el trabajo infantil, (recordemos que en esa época había niños trabajando en minas de Sicilia).

María Montessori descubrió su vocación como pedagoga mientras trabajaba como asistente en la cátedra de psiquiatría. En sus habituales visitas a los manicomios observó cómo los niños con retraso mental vivían en las mismas condiciones que los adultos y eran tratados como dementes.

Descubrió que los niños jugaban con migas de pan porque no tenían nada que manipular ni que hacer, y de ahí se fue a París para investigar los trabajos de Jean Ìtard y Edouard Sèguin.

Gracias a su enorme trabajo y esfuerzo con estos niños desamparados, consiguió que pasaran las pruebas estandarizadas de sexto grado de las escuelas públicas italianas, en contra de todo pronóstico.

En su faceta de ingeniera, ella misma ideó y diseño materiales específicos para que los niños pudieran aprender más fácilmente, manipulándolos con sus manos.

Hoy en día estamos muy acostumbrados a ver mesitas y sillas a tamaño de los niños en las escuelas infantiles, pero ella fue la primera persona que las fabricó. Y lo mismo con la interdisciplinaridad, pero ser capaz en su época de relacionar medicina y educación fue toda una revolución.

-¿Qué diferencia hay con el sistema tradicional?

-La pedagogía Montessori está basada en un profundo respecto a la infancia. Es conocida como la Educación para la Paz y está basada en tres puntos clave. Niño, ambiente y guía. Siendo el niño la base de una pirámide y el ambiente y el guía la base de la misma.

El niño. Se confía en el niño como persona, se le da la oportunidad deaprender a su ritmo y en base a su interés, permitiéndole también equivocarse y aprender de sus errores. El niño es libre de elegir el material con el que quiere trabajar, construyendo así su propio aprendizaje.

El ambiente. La aulas se preparan minuciosamente para ser lo más atractivo posible al niño y estimular su mente absorbente. De esta forma el niño puede explorar sus intereses en un aula que trasmite calma, paz, serenidad y seguridad. Los materiales Montessori son una de las claves del método y verdaderas obras de ingenio.

El maestro. En la filosofía Montessori se le conoce como guía, y pierde su protagonismo en el aula para cedérselo al niño. A través de sus minuciosas observaciones va descubriendo los intereses de cada alumno, sus períodos sensibles, y se ofrece como guía para acompañar su camino de forma personalizada. Busca que cada niño desarrolle sus propias capacidades, fomenta su autonomía desde edades tempranas así como su independencia, iniciativa, voluntad y autodisciplina.

-¿Está diseñada para todo tipo de alumnos?

-Sí, porque de hecho tuvo su origen trabajando con niños discapacitados logrando unos avances inesperados. Una vez que el método se trasladó a escuelas comunes los resultados fueron asombrosos.

Es una gran opción para padres de niños con necesidades educativas especiales, ya que al basarse en una educación personalizada pueden ofrecer muchos más recursos al niño. Además la ratio profesor / alumno es mucho más acertada que la que solemos tener en los colegios públicos en España. En la escuela a la que acudió mi hija en México el año pasado eran 21 alumnos en su clase, y al frente estaban una guía titular, una asistente y una nativa de habla anglosajona.

Es interesante resaltar que en las clases se juntan alumnos de distintas edades, (grupos de 3 años, así por ejemplo de 3-6, de 6-9, de 9-12..). Esto a priori cocha mucho a los padres, pero es maravilloso comprobar cómo aprenden unos de otros, como no se fomenta la competencia si no la colaboración, como los más mayores cuidan de los pequeños. En nuestra escuela había niños con diversas discapacidades y eran considerados como un compañero más, incluso cuando alcanzaban un logro difícil para ellos sus propios amigos se emocionaban.--

-¿Cuáles son, a su juicio, las ventajas? ¿Tiene algún inconveniente?

-En las escuelas Montessori se mantienen vivas las ganas de aprender. Se habla mucho del fracaso del sistema educativo en nuestro país, y parece que los gobiernos no encuentran soluciones, (o no les interesa). Hay países vecinos como Francia y otros europeos que cuidan mucho más su sistema educativo porque saben que es la clave de su futuro como nación.

Aquí parece que se quiere “cubrir el expediente”; en cada reforma educativa se va perdiendo la esencia de la enseñanza y se va aniquilando la vocación del maestro así como el interés innato hacia el aprendizaje.

A veces se tiene cierto miedo a otros sistemas educativos diferentes del tradicional, (que fue creado en la época de la revolución industrial para “educar a la masa”), pero hay muchas formas de aprender plenamente válidas. Tampoco digo que Montessori sea el mejor de todos, lo ideal sería crear un enfoque educativo ecléctico con aportes de las diferentes corrientes pedagógicas.

Hay leyendas urbanas que dicen que en las escuelas Montessori “no hay reglas” o “los niños hacen lo que les da la gana”, así como otras que dicen que “son demasiado rígidas”. No hay nada como conocer la pedagogía por dentro para admirar todas sus bondades.

El hecho de que no haya asignaturas controladas por tiempos y que los niños puedan construir su aprendizaje en base a sus intereses de cada momento no hace que no aprendan sino más bien todo lo contrario. En mis prácticas como guía Montessori he podido observar niños de apenas 2 o 3 años con largos periodos de concentración intentando “resolver” un material matemático por ejemplo, (generalmente los materiales son autocorrectivos, lo que hace que los niños no necesiten preguntar constantemente al profesor y eleven su autoestima).

Generalmente no hay notas ni exámenes como en el sistema tradicional, pero es admirable observar como cada niño se reta así mismo para alcanzar sus metas, y no hay límite, ya que en caso de tener altas capacidades siempre tendrá materiales a su alcance para seguir más y más...

-¿Qué le diría a aquellos que la critican tachándoles de "modernos"?

-Que de moderno tiene poco porque el pasado 6 de enero se cumplieron 111 años desde que María Montessori fundara su primer Casa de Bambini en Italia. Lo que ella intuía el siglo pasado hoy demuestra la neurociencia.

Así, la Doctora Montessori decía que las manos son las ejecutoras de la inteligencia: la mejor forma de aprender es a través de los sentidos y utilizando materiales manipulativos que nos permitan ir de lo concreto a lo abstracto. Con su minuciosa observación fue capaz de adelantarse en el tiempo a uno de los descubrimientos neurológicos más importantes realizados por el Dr en neurocirugía Wilder Penfield y su famosa imagen sobre el Homúnculo de Penfield.

Tras más de cien años de historia y de resultados avalados, podemos ver como muchas grandes figuras de la actualidad tuvieron la oportunidad de formarse en Escuelas Montessori llegando a alcanzar gran éxito en sus vidas, como por ejemplo los fundadores de Google, Amazon, SinCity y Wikipedia, entre otras personalidades de la elite más creativa.

Más que criticarnos unos a otros por los estilos educativos que elijamos para nuestros hijos, lo “moderno” sería que las administraciones se sentaran a querer solucionar el “problema” del sistema educativo, ofreciendo más opciones a las familias, garantizando que los proyectos más innovadores no queden solo al alcance unos pocos que puedan pagar iniciativas privadas, muchas veces demasiado elitistas para el bolsillo del trabajador de clase media. De este modo quizá, los hijos de nuestros gobernantes no saldrían a estudiar fuera.

“Libertad y disciplina son dos caras de la misma moneda: no puede haber una sin la otra”. María Montessori

Últimas noticias