Actualidad

Conciliación

Cada año 100.000 niños en España son víctimas de un divorcio de alta conflictividad

La detención de la Asesora de Podemos, María Sevilla, por secuestrar a su hijo, pone de relieve, una vez más, el drama de los hijos de divorcios conflictivos

María Sevilla está acusada de secuestrar al hijo que tiene en común con su primera pareja
María Sevilla está acusada de secuestrar al hijo que tiene en común con su primera pareja larazon

La necesidad más esencial de los hijos ante el divorcio de sus padres es la continuidad de la relación y el cariño con ambos, mantener sus costumbres en la medida de lo posible es lo único que reclaman.

La necesidad más esencial de los hijos ante el divorcio de sus padres es la continuidad de la relación y el cariño con ambos, mantener sus costumbres en la medida de lo posible es lo único que reclaman. Sin embargo, no todos los que se divorcian lo saben hacer y es en esta situación cuando sale la cara más perversa de las personas. Ya sea por rencor, por celos, por la pérdida de estatus, y sobre todo por detrimento económico, algunos utilizan la herramienta de chantaje que más duele en el alma de una madre o un padre: los hijos.

Cuando se hace participes del conflicto a los niños, y se les pide que tomen partido por uno u otro, cuando el impulso de venganza es infinitamente más poderoso que el bienestar de los niños, y este pasa, literalmente, a un segundo plano, sin importar su sufrimiento ni las repercusiones a medio y largo plazo, se está ejerciendo un daño emocional sobre ellos, que sin duda y en función de la intensidad de la presión ejercida, les pasara factura cuando sean adultos.

Ningunear al otro delante de los hijos, hablarles de cuestiones que tienen que ver con el procedimiento judicial, utilizarles como mensajeros, conquistarles con caprichos, inculcarles miedo, desconfianza, mentirles sobre el cariño que les dejaron de tener o parapetarse detrás de ellos para lograr acuerdos más beneficiosos, son algunas de esas presiones que padecen los hijos víctimas del divorcio.

Todo el mundo se pregunta si las personas que hacen esto, tendrán noción del daño que van a causar a sus hijos involucrándoles en esta batalla.

Con frecuencia se ven más casos, donde la situación se va de las manos, cuando una de las partes, pasa por encima del juez, decide que tiene más derechos que el otro, y toma la decisión de no cumplir la sentencia, porque piensa que no fue justa o que no le favoreció. Son miles las peticiones de ejecución de sentencia que se acumulan en las mesas de los juzgados españoles, formando montañas cargadas de sufrimiento; algunas familias van a razón de denuncia semanal por cada día de incumplimiento del régimen de vistas y la sentencia que les obligaba a que los hijos comunes fueran entregados los viernes, no se cumple durante años, dejando hijos huérfanos de padre o madre que nunca más volverán a verles.

Por decisión unilateral, basada en el resentimiento o el propio interés, se terminaron los viernes de visita, las vacaciones, los paseos con papa o con mama y lo que es peor: se terminó el vínculo con los hijos.

En algunas ocasiones el niño o la niña son conscientes, en otras han sido entrenados con tanto esmero para odiar y mentir que no lo entenderán hasta alcanzar la edad adulta con suerte. Pero en ambos casos el daño psicológico es tan intenso que va a producir problemas de autoestima e inseguridad, a lo largo de su vida, carencias afectivas, educativas y sociales que redundaran en una posterior alteración de conducta, particularmente de autocontrol.

Una buena porción de su salud mental en el presente y en el futuro dependerá de esas decisiones que se toman a veces a la ligera sin medir las consecuencias, y la herencia psicológica que les dejen es la más importante de todas y será esencial para afrontar su vida, por lo que resulta fundamental que en cualquier separación o divorcio los antiguos cónyugues gestionen sus acuerdos pensando en lo mejor para sus hijos y no en su comodidad o interés.

Tenemos en nuestras manos seres sensibles y emocionalmente dependientes. Nuestras vidas son muy importantes pero la de ellos aún más.

Lucia del Prado

Presidenta de la Fundacion Filia de Amparo al Menor

La Fundación Filia recibió recientemente en los Premios de Familia de La Razón el galardón a la Mejor Fundación para la Defensa y Protección del Menor