Actualidad

La importancia de la familia en nuestra sociedad como vertebradora de todo lo que somos

La selección natural emocional y afectiva que pone estabilidad emocional en las familias se llama: Perdón intrafamiliar.

Como nadie nace aprendido, es importante que tus experiencias de familia en primera persona te hagan ser capaz de crecer y mejorar en la siguiente generación, de tal manera que las tradiciones anteriores que hayan dejado huellas tóxicas no sean ya para siempre.

Publicidad

Por el hecho en sí de que habitualmente todos nacemos y crecemos en una familia y posteriormente una gran mayoría crean otra nueva familia con un estilo peculiar o con otro, parece que nos hace merecedores de poder y saber opinar del concepto de familia, bien alabándola o atacándola sin mas fundamento que mantener una tradición o destruir algo institucionalizado socialmente.

Cuando celebramos el día Internacional de la Familia tengo la sensación de que algo no está funcionando en nuestra sociedad. Cuando se celebra el día de la paz, el abuso infantil, o el día contra el Cáncer en gran medida sí que están Mundialmente justificados porque son grandes lacras de la humanidad sin resolver.

Tener que celebrar el día Internacional de la familia y dedicarle un día es como hacer visible lo que debería ser tan evidente como innecesario Internacionalizar. Al igual que no hay un día Internacional del Sol porque todos sabemos qué es y para que está y lo tan necesario que es para toda la humanidad desde los orígenes del Hombre.

Publicidad

Sin la Familia no hubiera sido posible que la humanidad se hubiera organizado. A través de la selección natural han ido llegando a nuestros días los descendientes de los más fuertes y capaces de sobrevivir ante las adversidades de que cada época: hambruna, guerras... perpetuando a través de las generaciones a sus descendientes y desarrollando todos los avances posibles en la Ciencia, la Tecnología y las Artes hasta llegar a nuestros días.

Publicidad

Luego detrás de toda una sociedad más o menos avanzada, siempre han estado hombres y mujeres formados en grupos familiares junto a los hijos derivados de estas organizaciones humanas, que les han permitido supervivir principalmente a la fuerza brutal de la Naturaleza que tiene de todo para el hombre menos de Paraíso Terrenal y que sería un auténtico infierno si tuviera que vivir solo y no en familia.

Las familias son entonces las organizaciones más seguras para que los hijos crezcan y maduren de tal forma que pueden vencer su vulnerabilidad estableciendo lazos sociales y afectivos que solo son posibles dentro de una familia.

La familia es vitalmente necesaria porque es donde se produce la mejor relación preventiva de conflictos afectivos y sociales ya que es donde se debiera ayudar y potenciar la personalidad de cada uno, al mismo tiempo sea siempre respetada su intimidad, individualidad y libertad para que cada uno pueda desarrollarse sin dejar de ser uno mismo.

Publicidad

Los conflictos emocionales y afectivos producen mucha tensión y la sociedad no los asimila bien incluso no tiene porqué asumirlos sino que debe en casos graves legislarlos si llegan a alterar el orden social, mientras que en la familia es posible poder recibir la ayuda adecuada para poder aceptarlos entre unos y otros siempre y cuando exista el respeto a la dignidad y a la integridad de la persona.

El árbol genealógico de una familia es, al fin y al cabo, una cadena de relaciones afectivas, donde los que ahora son padres, algún día fueron hijos, y de esta experiencia como hijos, si fue positiva, saldrá una nueva generación reforzada para pasar a una siguiente generación con una diferente y si es posible mejor conciencia de lo que sí quieren y de lo que no quieren ahora como padres.

Como nadie nace aprendido, es importante que tus experiencias de familia en primera persona te hagan ser capaz de crecer y mejorar en la siguiente generación, de tal manera que las tradiciones anteriores que hayan dejado huellas tóxicas no sean ya para siempre sino que puedan ser superadas con lo que llamaríamos “mejorar la raza emocional de nuestra familia” superando errores víctimas de tiempos y personas anteriores.

No es necesario hacer un ERE en la familia para que las cosas puedan mejorar y funcionar de otra manera y mejorar sin tener que dejar fuera a nadie. Esta es la ventaja de ser miembro de una familia y no trabajar para una familia.

En la familia “el sistema ensayo-error” sí puede funcionar y servir para mejorar en el hoy y el ahora y en las generaciones futuras si somos capaces de no anclarnos en tradiciones caducas e inútiles y sabemos utilizar la inteligencia emocional al servicio de lo que se llama el “Saber pedir perdón a los tuyos, y saber esperar el perdón para seguir mejorando todos”.

La selección natural emocional y afectiva que pone estabilidad emocional en las familias se llama: Perdón intrafamiliar, cuyo aprendizaje es todo un arte al que muchas familias son una perfectas analfabetas emocionales porque llevan generaciones donde nadie se pide perdón ni se han perdonado nunca. Serán familias que también se extinguirán como los dinosaurios.

Si el número de familias rotas, desestructuradas y que no se perdonan siguen creciendo de la manera alarmante que están creciendo es cuando empezaré a entender que está justificado un día no internacional sino planetario dedicado a la familia para que no extinga por falta de Educación Emocional entre sus miembros.

El futuro de la familia no está en las leyes sino en las personas con inteligencia emocional que valoran tanto su cohesión como grupo a través de los lazos afectivos que su herramienta de supervivencia estará siempre basada en el efecto sanador y liberador del perdón intrafamiliar.

Sara Pérez-Tomé es terapeuta familiar, psicóloga y experta en mediación entre familiares en conflicto en Sophya