• 1

¿Por qué cuando empieza el buen tiempo tenemos más ganas de sexo?

La ciencia nos lo explica

  • Ya lo dice el refrán: la primavera, la sangre altera/UNSPLASH
    Ya lo dice el refrán: la primavera, la sangre altera/UNSPLASH
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

02 de mayo de 2018. 13:53h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 3/5/2018

Ya lo dice el refrán popular: “La primavera la sangre altera”, parece que el sol y el aumento de la temperatura nos hace estar más activos en la vida sexual, pero ¿cómo podemos explicarlo desde la ciencia? El Grupo Laberinto nos lo cuenta.

Hay un factor clave para entender algunos procesos fisiológicos que nos ocurren con la llegada de la primavera, en la que puede ocurrir una revolución emocional y biológica: se trata del aumento de horas de luz solar.

Así, hay diferentes factores biológicos y sociales interrelacionados que hace que se incrementen las relaciones sociales en la época primaveral.

El hecho de que haya más horas de luz solar y de que aumenten las temperaturas genera una consecuencia doble:

1) Hay un aumento en la producción de determinadas hormonas y neurotransmisores (por ejemplo: testosterona, luteinizante, feromonas, melatonina, endorfinas, serotonina, dopamina). La dopamina se relaciona con la motivación y la iniciativa hacia lo placentero, la serotonina se relaciona con el estado de ánimo y la reducción del estrés; las feromonas y melatonia son claves para la activación sexual del organismo, las endorfinas reducen el estrés, despiertan el ánimo y estimulan la respuesta sexual; la testosterona tiene un papel importante en la sexualidad, se relaciona con aumento del deseo sexual de hombres y mujeres, al igual que la luteinizante.

Esto favorece que se despierten los sentidos, la intensidad, podemos decir que el cuerpo es más sensible a algunos estímulos sensoriales del ambiente y a las sensaciones placenteras. Por otro lado, favorece la predisposición a buscar el contacto social. Y dentro de éste, incluimos el interés sexual.

2) La mejora del clima correlaciona con un cambio de hábitos, se suelen hacer más planes y dedicar más tiempo al ocio fuera de casa, lo que supone un aumento de la vida social, y esto un posible incentivo para estimular el deseo sexual. A la vez, la exposición de la piel a los rayos solares incrementa la secreción de vitamina D, que se relaciona con mayor nivel de testosterona, y este, con un aumento de la libido.

En cualquier caso, el aumento de deseo sexual estará en función de cómo nos sintamos de estimulados. Si tenemos pareja pero hay previamente una falta de deseo no “mágicamente” esto va a cambiar por la llegada de la primavera.

Algunas personas van a tener más activados los circuitos cerebrales de la recompensa/placer, pero estos también pueden dirigirse hacia otras cuestiones que nos motiven, como puede ser la comida, el deporte

Algunos datos curiosos sobre la sexualidad y las estaciones:

- Se acude más a los centros de planificación familiar (para solicitar la “píldora del día después”, para realizar pruebas de detección de infecciones de transmisión sexual) en primavera y verano, y más los fines de semana.

- La aparición de la menopausia es mucho más frecuente en invierno.

- En aquellos países donde la luz solar presenta mayores diferencias según las estaciones, es en verano donde hay mayor tasa de concepción.

- Hay más búsquedas en google de sitios de citas en los meses más calurosos del año.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs