• 1

¡Socorro, tengo 30 invitados en casa en Nochevieja!

Algunas claves para organizarte bien y no agobiarte (no derrochar dinero)

  • Image
    / GTRES ONLINE

Tiempo de lectura 8 min.

25 de diciembre de 2017. 11:54h

Comentada
Redacción.  29/12/2017

ETIQUETAS

La cena de Nochevieja es la fiesta familiar y amigos formal más divertida del año. Mientras que la Nochebuena es una cena familiar entrañable, en fin de año nos juntamos familiares y amigos para cenar por todo lo alto, y le sigue una gran fiesta en la que despedir al año que termina y dar la bienvenida al nuevo.

Si este año te tocó organizar la fiesta y sois muchos, hay unos cuantos consejos básicos de organización que la autora del libro Una casa limpia y ordenada, Pepa Tabero nos ofrece que seguro te van a venir bien:

Las normas de control de gasto y organización de menús, son las mismas que en para la cena de Nochebuena:

-Fíjate un presupuesto, que será tu tope de gasto, y organiza el menú ajustándolo a él.

-Haz espacio en el congelador para poder aprovechar las ofertas y ve comprando poco a poco.

-Todo lo que puedas, cocínalo con antelación, de modo que sólo haya que calentarlo. Piensa en platos que se hagan al horno, porque se cocinan prácticamente solos. La carne necesita mucha menos supervisión que el pescado.

-Cuando los invitados se ofrezcan a llevar algo, nunca rechaces el ofrecimiento ni les des la opción a traer lo que quieran por sorpresa. Así evitarás juntarte con postres o entrantes repetidos.

-Es primordial tener en cuenta las habilidades culinarias a la hora de organizar los ofrecimientos:

-Agradece siempre que traigan bebidas o aperitivos, pide un postre a quien sabes que se le da bien la repostería y ya sabes que nunca sobran las bolsas de hielo. Orienta sobre los platos que se van a servir a quienes se ofrezca a traer el vino y da las gracias a los que te ofrezcan traer dulces navideños. Pregunta quién está dispuesto a preparar un pendrive con una buena lista de reproducción de música fiestera. Se supone que estamos en familia o con gente muy cercana y existe la confianza suficiente como para pedir ayuda y aceptar ofrecimientos.

¡Socorro, tengo 30 invitados en casa en Nochevieja!

Organizar la casa:

Unos días antes, ve limpiando la casa con atención especial a la cocina, los cuartos de baño, la habitación donde vayan a dejar los bolsos y los abrigos los invitados y el dormitorio en el que se acostarán los niños según les vaya entrando sueño.

La nochevieja es una fiesta, de modo que no escatimes con los adornos. Pon letreros de bienvenida al nuevo año y no olvides los globos ni las cintas. Los dorados y plateados lucen mucho en los rincones y no dan aspecto de cumpleaños infantil. Pon espumillones metalizados, rojos, dorados y plateados. Adorna los cuadros y las lámparas para darles un aire festivo. Por supuesto, retira absolutamente toda la decoración delicada para no llevarte un disgusto si hay un accidente...

Prepara cestas en los cuartos de baño, con toallas limpias, papel higiénico de sobra, y un cestito con artículos de higiene básica (colonia, una barra de labios, pañuelos de papel, imperdibles, un minicosturero...) si hay bebés o niños pequeños, añade un paquete de toallitas húmedas.

¡Socorro, tengo 30 invitados en casa en Nochevieja!

¿Cómo poner la mesa para que coman 30 o más personas?

Si tu comedor es de tamaño normal y no tienes dónde sentar tanta gente a comer, mueve los muebles y pégalos a una pared para dejar el mayor espacio libre en el centro. Improvisa una mesa larga con un tablero y unos caballetes. Si no tienes, hay empresas que los alquilan. Ten en cuenta también la cantidad de sillas que necesitarás y trata de que alguien te las preste. Alquilarlas para esa noche es una buena opción. Es muy cómodo porque te traen las mesa y las sillas necesarias, y después se las lleven.

Para las mantelerías y el menaje mi consejo es usar desechables. Hoy en día los hay realmente bonitos y elegantes que no tienen nada que ver con las servilletas corrientes ni los platos de plástico blanco. Se ahorra mucho trabajo al recoger la mesa: sólo necesitarás unas cuantas bolsas de basura. Aún así, si quieres usar una vajilla buena, adelante, porque hay pocas ocasiones en el año que la merezcan más que esta.

Por la tarde, antes de que lleguen los invitados hay que tener el lavaplatos despejado y la cocina lo más recogida posible. Tres personas son ideales para recoger durante la cena: Una que lleve los platos a la cocina , otra echa los desperdicios a la basura y les pasa a los platos una servilleta de papel, y la tercera los mete en el lavaplatos.

El café de la sobremesa se prepara por la tarde y se guarda en termos. Necesitarás otro termo con agua hirviendo para las infusiones y la leche, y lo mejor es colocarlo junto con las bandejas de dulces, en una mesita camarera, al lado de la mesa principal. Así no habrá que levantarse de la mesa para hacerlo. No ha que olvidar colocar también las tazas con sus platillos, las cucharitas, el azúcar y la sacarina...

Para el gran momento de las uvas, ten preparadas unas bandejas con los cuencos de las uvas, las botellas de cava y las copas para brindar por el nuevo año. Si os gusta tirar cohetes para dar la bienvenida al año nuevo, hay fuegos artificiales preciosos que no hacen ruido al explotar. Son idénticos a los clásicos, pero sin la explosión ruidosa y hacen el mismo efecto festivo sin asustar a niños ni a mascotas.

¡Socorro, tengo 30 invitados en casa en Nochevieja!

Según vayan llegando los invitados, ten preparados para entregarle a cada uno una bolsa con el clásico kit de cotillón, con gorritos de fiesta, serpentinas y matasuegras. Procura evitar el confeti en la medida de lo posible. Aunque es muy festivo, luego pasarás semanas sacando virutas de papel de los sitios más insospechados.

Con eso tendrás a los niños entretenidos un rato mientras se preparan entre todos los entrantes de última hora.

¿Cómo lograr que la cena no resulte no resulte un caos?

Lo más práctico es cenar por turnos.

La cena de Nochevieja suele ser una cena tardía porque el acontecimiento principal son las campanadas y las uvas a las 12 de la noche. Los niños, suelen cenar y acostarse temprano aunque sea un día especial, de modo que seguro que sobre las 9 ya tendrán hambre. Lo mejor es que cenen en el primer turno, asistidos por sus papás.

Después se les pone una película en alguna habitación con televisión, y se les dan varias opciones de juegos, para que estén entretenidos mientras los mayores cenamos tranquilos en el comedor.

Si no tienes hijos o los tuyos ya son mayores, pide a algún padre reciente que se traiga el vigilabebés y así poder tenerlos controlados desde el comedor.

¡Socorro, tengo 30 invitados en casa en Nochevieja!

Para organizarse en la mesa sin estorbar, lo mejor es que una vez que todos estén sentados, se vayan pasando los platos entre los comensales y que sean sólo dos o tres personas las encargadas de emplatar y sacar los platos de la cocina. De ese modo, todos podréis disfrutar de la comida.

Es la anfitriona quien debe dirigir bien cómo organizar la salida de los platos de la comida al salón y después la recogida, porque si todo el mundo se levanta a ayudar, se arma mucho follón con todos paseando platos sin saber dónde dejarlos. El almuerzo de año nuevo se hace con una sopa que se puede hacer días antes y tener congelada sólo para añadirle unos fideos y una ramita de yerbabuena; un caldo o una crema de verduras comprada lista para calentar (hay algunas precocinadas que son verdaderas maravillas). De modo que con la sopa/crema, una buena ensalada y la carne que no nos tomamos en la cena, tendremos un almuerzo de año nuevo estupendo.

Pero el mejor consejo es, sobre todo, disfrutar y pensar que si bien es verdad que nos gusta tener una casa limpia, recogida y ordenada, tampoco hay que exigirse demasiado en días festivos. Es más importante disfrutar de las personas.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs