Sonia Díez: “Es importante apostar por un lenguaje que evite barreras en las aulas”

Es fundadora y promotora de centros educativos y una destacada conferenciante sobre temas educativos y de desarrollo personal

  • Sonia Díaz, en una de sus conferencias.
    Sonia Díaz, en una de sus conferencias.
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

02 de agosto de 2019. 09:29h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 3/8/2019

Sonia Díez es una mujer apasionada por su profesión. Se define así misma como activista educativa, escritora y madre. Es fundadora y promotora de centros educativos y una destacada conferenciante sobre temas educativos y de desarrollo personal. Díez es una de las mujeres empresarias más dinámicas y de mayor relevancia en el mundo de la educación en España. Recientemente, ha presentado el libro ‘EducAcción’, su proyecto más personal.

El feminismo es algo natural y absolutamente necesario. No se trata de conquistar puestos de poder, sino posiciones de libertad”. Estas son las palabras con las la empresaria, escritora, educadora y madre, Sonia Díez defiende la importancia del feminismo. Ella asegura que este movimiento social nos otorga identidad propia. Además, Díez defiende la igualdad entre hombres y mujeres como algo necesario, pues permite que la sociedad progrese y se sostenga.

Sonia Díez es considerada una de las mujeres más dinámicas y de mayor relevancia en el mundo de la educación en España. La empresaria apuesta por una educación indiferenciada que garantice que las personas puedan desarrollarse de forma individual, independientemente del origen y la condición sexual. “El pensamiento genera lenguaje y el lenguaje genera pensamiento. Cada vez que utilizamos un lenguaje donde existe un sesgo identitario con respecto a la condición de una mujer estamos creando una barrera. Es importante tratar el tema del lenguaje en las aulas y en todos los ámbitos de la educación”.

Además, para Sonia Díez la maternidad se vive por agregación. Considera que, hoy en día, construimos nuestra vida a través de objetivos. Según la autora del libro ‘EduAcción’, las mujeres nos marcamos metas profesionales, intelectuales, personales, de bienestar y físicas que cambia radicalmente con la maternidad. “De repente, te das cuenta de que el reloj biológico

te dice que hay que tomar una decisión. Si queremos ser madres, nos toca meterlo con calzador, en una vida que ya tenemos creada”, afirma Sonia. “Hoy las mujeres somos libres para crear una vida propia. Antes, el hecho de ser madre era una obligación social para dar continuidad a la especie”, puntualiza la escritora. Además, Díez considera que la sociedad no está preparada culturalmente para recibir a los niños con la importancia que se merecen: “Tenemos sobre abundancia de seres humanos. Hemos llegado a un punto en el que crear una familia y tener hijos está mercantilizado”, defiende la autora de EduAcción. Y añade: “En general, la mujer y el hombre se encuentran solos a la hora de cuidar de sus niños. Yo aspiro y quiero una sociedad en la que los niños se sitúen en el centro de las decisiones. Ser buenos padres y buenos ciudadanos requiere mirar - todos, hombres y mujeres - compasiva, amorosa y apasionadamente a los niños: ellos son nuestro legado”.

Sonia también es consciente de que, a día de hoy, es muy difícil conciliar y poder dedicar todo el tiempo que quisiéramos a nuestros hijos. “En mi caso he tenido que conciliar un hecho tan singular, único e irrepetible como es ser madre y hay cosas que se deben ponderar en justicia. Ser madre es un privilegio y también una aportación social: ser una buena madre es un trabajo maravilloso pero también agotador”, afirma. Díez es consciente de que es una privilegiada: “A día de hoy puedo decir que me he reconciliado con mi yo profesional y mi yo personal y familiar. Aun así, mis horarios y mi vida han estado marcados por las urgencias del trabajo y los niños. Los hijos condicionan y limitan esa agenda que no es muy racional”. Esa misma agenda que, según la escritora, ahora siguen las mujeres jóvenes que tienen niños y que han de luchar para defender sus objetivos profesionales y ser a la vez independientes y libres. “Yo reclamaría que, si bien un nivel de estrés es bueno para que uno pueda progresar en la vida, un nivel excesivo de estrés limita las actitudes”. Por eso, para la artífice de EduAcción, la sociedad debería buscar maneras de cuidar a las madres, a los padres y a sus hijos.

El pasado 8 de marzo, hombres y mujeres se lanzaron a la calle para reivindicar la igualdad, ese día no importaba la profesión, la ideología, la raza o la religión de cada uno. Esto es sólo una pieza de un proceso evolutivo. La sociedad debería ser como el deporte: lo que te juegas tendría que depender de tus destrezas, no de tu procedencia o posición.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs