Gastronomía

El Cenador de Amós, en Cantabria, único nuevo tres estrellas Michelin en España

El restaurante de Jesús Sánchez, único nuevo triestrellado en la biblia roja para España y Portugal 2020, que ha repartido en Sevilla 30 nuevas estrellas

Sevilla anoche tenía una luz especial y el Teatro Lope de Vega fue el epicentro del chaparrón de estrellas que repartió la Guía Michelin para España y Portugal. El protagonista fue El Cenador de Amós, el restaurante de Jesús Sánchez, situado en Villaverde de Pontones, que ha resultado ser el único nuevo triestrellado. El notición es que se convierte en el primero en adquirir la máxima distinción en Cantabria. En cuanto a los biestrellados, son 36 y, entre ellos, 6 las incorporaciones: cinco se encuentran en nuestro país y uno en Portugal, mientras que 194 alumbran con una. 23 aparecen por primera vez en el volumen de origen francés (19 en España y 4 en Portugal), mientras que 302 son distinguidos con el Bib Gourmand, con 56 incorporaciones. Si hacemos el cálculo, 241 espacios poseen estrellas (una o varias) en España y Portugal, mientras que el año pasado eran 232, así que contamos con nueve estrellados más en esta edición.

Publicidad

En total, la biblia roja reparte 30 nuevos brillos, el mismo número que en la edición anterior y aceptable si en cada edición se mantiene. También, el club de los triestrellados permanece con 11, ya que Jesús Sánchez sustituye a Dani García, quien ha decidido culminar su etapa centrada en la alta cocina y despojarse de ellas. Recordemos que el marbellí, a su vez, sustituyó a Carme Ruscalleda. Lo forman Abac, Aponiente, Akelarre, Arzak, Lasarte, DiverXO, Martín Berasategui, Azurmendi, Quique Dacosta Restaurante, el Celler de Can Roca y El Cenador de Amós. ¿Y para cuándo un segundo tres estrellas para Madrid? Máxime cuando es un destino gastronómico y una de las ciudades europeas más atractivas culinariamente hablando.

Entre rostros de felicidad y otros de profunda decepción chispeaban los recién biestrellados. Clara era la segunda para Noor, la casa de Paco Morales, quien esta temporada inicia el Año III con una culinaria centrada en el siglo XIV que aborda la gastronomía del reino nazarí. No tanto la de Skina, dirigido por Mario Cachinero en Marbella, aunque llega justo cuando la ciudad pierde un tres, al tiempo que Benito Gómez ilumina Ronda, en concreto, Bardal.

Muy merecida es la de El Poblet, donde Luis Valls ofrece tanto algunos platos clásicos de Quique Dacosta como innovaciones propias. Es éste uno de los chefs que aumentan sus galardones junto a Jordi Cruz, ya que Angle, en la Ciudad Condal, con Alberto Durá entre fogones, ofrece platos diseñados por el televisivo. Ya en Portugal, destaca Casa de Chá da Boa Nova, de Leça da Palmeira.

Sin duda, hubo otros protagonistas, porque Martín Berasategui adquirió dos más. Y ya van 12. Una para Ola Martín Berasategui (Bilbao) y otra para el lisboeta Fifty Seconds. Y el genial Ángel León, quien se alzó con el Premio a la Sostenibilidad. Madrid celebra varias novedades, ya que el concepto nipón de David Arauz, que es 99 KO sushi bar y la cocina canaria creativa de Safe Cruz, en Gofio by Cícero Canary, obtienen su primera luz roja, al tiempo que en Barcelona sobresale Aürt y Cinc Sentits. En esta área se mantiene la consolidación de Andalucía al conseguir la suya Dama Juana (Jaén) y Mantúa (Jerez de la Frontera).

Publicidad

Faltan Asturias y Aragón

La Comunidad Valenciana también toma fuerza en el mapa culinario gracias al trabajo de Begoña Rodrigo en La Salita (Valencia) y de Borja Susillo en Tula (Jávea). El equipo de inspectores ha visto justo destacar que, a día de hoy, se come bien en cualquier punto de nuestro país, aunque se olvida de destinos como el País Vasco, Galicia, Asturias, Aragón o La Rioja. En Murcia premia a Magoga y en Pamplona, a La Biblioteca. Sin olvidarse de Taller (Quintanilla de Onésimo, Valladolid) ni de la original propuesta de Deliranto (Salou, Tarragona). Por su parte, Iván Cerdeño obtiene su brillo para El cigarral de Toledo y Javier Aranda, que perdió el de La Cabra, lo compensa con el obtenido en Retama (Ciudad Real).

Y, por supuesto, se ve reflejada la importancia de ofrecer una culinaria de calidad en los destinos turísticos. Voro (Mallorca) ya luce su estrella, lo mismo que Es Tragón (Ibiza). Y, en Canarias, La Aquarela y Los Guayres. Una vez repasado el listado, echamos en falta a los eternos olvidados. ¿Dónde está la tercera para Mugaritz, Santceloni, Atrio, Disfrutar, Roncero o Freixa? ¿La segunda para El Culler de Pau, Nerua, Enigma o Casa Gerardo? ¿Y la primera para La Tasquita de Enfrente, Sacha, La Buena Vida o La Manduca de Azagra? Y, como igual que las dan, las quitan, un mal trago se han llevado los chefs de los 10 espacios que pierden el reconocimiento. Entre ellos, La Barra de Carles Abellán, Els Brancs y Terra, en Cataluña, Kabuki Raw (Casares) y Tierra (Toledo), respectivamente.

Publicidad