El presi se apunta a la criogenización como Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo
Cristiano RonaldoMASSIMO PINCAREUTERS

Él se quedó helado durante el temporal Filomena, o sea, atónito, estupefacto, pasmado, aturdido, paralizado, más quieto que un parado de larga duración. Aprovechando la coyuntura, cuentan que se ha apuntado a la criogenización. Como Cristiano Ronaldo, se someterá a breves chapuzones a doscientos grados bajo cero y así, revitalizado, podrá continuar en la presidencia hasta los ochenta años, como Putin. Es un plan de Iván Redondo e inspirado en «Frozen». Sánchez no será estatua de sal, porque lo suyo no es la curiosidad que le pudo a la mujer de Lot y, además, toda la que tenía se la donó a Illa para la campaña electoral. Ni tampoco Don Tancredo, porque odia las comparaciones con Rajoy y lo que huela a cuerno quemado. Al principio, Iván también pensó en «Heidi»: Pedro el cabrero le cuadraba muy bien al presi, pero Carmen Calvo se negó a ser la señorita Rottenmeier. Mejor la Moncloa como el Reino del Hielo y Él como príncipe Hans, ya que vamos de cuenta en cuento.

La cantante española Alaska.
La cantante española Alaska.Eduardo Muñoz ÁlvarezEFE

Dijo Alaska en un tuit premonitorio: «No se asusten, pero ’'Mad Max’' está ambientada en 2021». Se refería a lo apocalíptico, claro. Yo le tengo mucha fe a Olvido porque su madre, América, echa las cartas divinamente y quizá le dé pistas. En fin, ahora que lo distópico se va haciendo tópico, la única solución que se les ocurre, ya que de cuentos hablamos, es el clásico «gente, no salgáis de casa hasta que llegue la Otra Nueva Normalidad, porque os puede caer en la cabeza un carámbano o devorar el oso del madroño». Son tan ecológicos los miembros de este Gobierno que esperan pacientemente a que el sol lo solucione todo antes de intervenir con elementos extraños a la madre naturaleza. Mientras, Pedro El Criogenizado o el Helado, a elegir, cede alfombra roja a los suyos: si la pandemia sirvió al principio para la consagración del Sánchez predicador y para que Simón brillara contando muertos e Illa como hada madrina de la Pfizer, ahora llega a la pista central del circo el dúo Marlaska & Ábalos para cantar como Enrique y Ana: «Con la nariz colorada/ y bufanda de colores/ me paseo por la calle…». Sólo falta el meteorito anunciado por Nostradamus para que se luzca Pedro Duque. Ya le toca.