Las mil y una contradicciones de Carlota Corredera con Rocío Carrasco

La presentadora gallega ha empleado un discurso en el que vuelve a utilizar ‘la verdad absoluta’ como modus operandi

Carlota Corredera
Carlota CorrederaTelecinco

Rocío Carrasco se enfrenta este miércoles a su ultima entrevista en el plató de ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’. En su introducción, tal solo unos minutos antes de que la protagonista entrase en plató, Carlota Corredera ha pronunciado las siguientes palabras: “El 21 de marzo de 2021 estrenamos, el que dicen que ha sido el formato del año y que ha hecho un antes y un después en la historia de España y de la televisión. Nosotros realizamos esta docuserie con la intención de ayudar a una mujer que pedía un altavoz para romper su silencio”. Un altavoz que ha permanecido totalmente ‘apagado’ durante los últimos veinte años. Cabe recordar que en su programa han sido los primeros en atacar, insultar, lapidar y, en definitiva, tirar por tierra a Rocío Carrasco y al sufrimiento que esto haya podido ocasionarle.

El día que Carlota Corredera se tragó a Rocío Carrasco
El día que Carlota Corredera se tragó a Rocío Carrasco FOTO: Telecinco

Ha continuado pronunciando, una vez más, la palabra ‘negacionista’ refiriéndose a todos aquellos que no comulgan con el testimonio de la hija de Rocío Jurado o que cuestionan ciertas partes de su relato. También ha hecho referencia al “machismo” por todos aquellos que expresan su opinión con total libertad, como hacen ella y otros compañeros cuando así lo consideran. Abanderada de la libertad, es un clásico verla cada tarde enfrentarse e interrumpir a los compañeros que cuentan sus vivencias con la familia Flores y que no coinciden con lo que cuenta Rocío Carrasco. Ella, entre otros, ha querido trasladar a la audiencia que la única verdad es la de Carrasco, y todo lo demás resulta incrédulo. La otra parte ya no tiene cabida en la historia. Ella cuenta que esta es una historia en la que hay una clara víctima, Rociíto, y todos los demás son ‘culpables’, al menos mediáticamente.

Han conseguido su objetivo, al menos para un gran número de adeptos captados por esta forma de ver la historia. Muchos dicen que tanto ella como otros rostros de la productora no utilizan el mismo baremo para todos, ya que mujeres como Olga Moreno y Rocío Flores han sido sometidas a un fuerte acoso mediático. Y eso nadie lo merece.