El novio de Rocío Wanninkhof rompe su silencio 20 años después: “Me sacaron el alma”

Tony ha intervenido en el plató de ‘Sálvame’ para explicar su versión

Una foto de archivo de Rocío Wanninkhof el año de su desaparición (1999) / La Razón
Una foto de archivo de Rocío Wanninkhof el año de su desaparición (1999) / La Razón

El caso de Rocío Wanninkhof vuelve a estar en boca de todos a raíz del estreno en HBO del documental sobre Dolores Vázquez, la mujer que fue injustamente condenada por su asesinato. En el reportaje aparecen rostros importantes de la historia como Alicia Hornos, madre de la víctima, la propia Dolores Vázquez o Charo Trujillo, la madre del novio de Rocío en el momento de su desaparición y posterior asesinato. El que no aparece a lo largo del documental es Tony, quien fuera pareja de Wanninkhof y uno de los primeros sospechosos de las autoridades. Ahora, rompe su silencio por primera vez en un plató de televisión tras más de 20 años al margen de la opinión pública.

Aunque el caso se mediatizó hasta niveles inimaginables, Tony siempre se mantuvo en silencio y alejado de la prensa. Ahora, se ha desplazado desde Finlandia, donde vive con su mujer y sus hijos, para acudir al plató de ‘Sálvame’ y relatar el infierno por el que también pasó a raíz de la desaparición de Rocío Wanninkhof. “Me sacaron el alma. Me decían que iba a ir a la cárcel”, comienza recordando Tony, que durante meses fue el principal sospechoso de la Guardia Civil.

Aunque no había ninguna prueba contra él, los agentes la tomaron con Tony y se empeñaron en que confesara su culpabilidad, sometiéndole a duros interrogatorios e incluso a golpes, siempre según su versión. El que fuera novio de Wanninkhof incluso revela en ‘Sálvame’ que a punto estuvo de incriminarse a sí mismo para detener aquel calvario por el que le hicieron pasar: “Una de las veces le llegué a decir a mi madre que no sabía salir de ahí y se me pasó por la cabeza inculparme. No tenían ninguna prueba contra mí, pero no te sientes en ese momento persona, y al igual que dice Dolores, tienes hasta dudas de si lo habría hecho o si no”.

Tony, quien fuera novio de Rocío Wanninkhof, en 'Sálvame'
Tony, quien fuera novio de Rocío Wanninkhof, en 'Sálvame' FOTO: La Razón Mediaset

Por aquel entonces, Tony era un adolescente y se vio superado tanto por el dolor del asesinato de su novia como por la forma en la que la Guardia Civil trabajaba en la resolución del caso. “Era una niño, ahora veo que aquello fue un circo desde el que daba órdenes hasta el último, a la vista está, para mí fue una chapuza”, lamenta en ‘Sálvame’.

Rocío eterna

Aunque han pasado más de veinte años y Tony ha rehecho su vida, reconoce que todavía piensa en ella y en cómo habrían sido sus vidas si no la hubieran asesinado. Además, aún se culpa por no haberla acompañado la noche en la que la secuestraron para posteriormente acabar con su vida: “Me he imaginado cómo hubiera sido de muchas formas. A día de hoy no sé si hubiéramos estado juntos, son preguntas que te haces toda la vida, te culpas”.