Ágatha Ruiz de la Prada reaparece en silla de ruedas

A pesar de haber sufrido un accidente de moto, la diseñadora no quiso perderse el estreno de “Mucho arte: un flamenco diferente”, el último proyecto en el que ha participado

Agatha Ruiz de la Prada en la presentación “Mucho Arte. Un flamenco diferente”
Agatha Ruiz de la Prada en la presentación “Mucho Arte. Un flamenco diferente”

A pesar de haber sufrido un accidente de moto, la diseñadora no quiso perderse el estreno de “Mucho arte: un flamenco diferente”, el último proyecto en el que ha participado

La empresaria llegó al Teatro La Latina en silla de ruedas, sorprendiendo a todos los allí presentes, para el estreno de “Mucho arte: un flamenco diferente”, el último espectáculo en el que ha participado y del que se siente especialmente orgullosa. Una noche muy especial para la diseñadora, por lo que no había nada ni nadie que impidiese su asistencia.

Fue ella misma la que dio detalles del accidente de moto que había sufrido hace unos días. “Una tontería. Fue el lunes de la semana pasada, que me levanté super estresada con mil cosas que hacer”, explicó según publica la agencia Gtresonline. La diseñadora iba de paquete con su amiga Cristina, “pasamos por un sitio que había un bolardo, ella iba a toda velocidad, yo hablando por teléfono...” y el final salta a la vista.

Reconoció que tiene una pequeña rotura para la que los médicos han recomendado reposo absoluto durante seis semanas. A pesar de ello, Ágatha se levantó de la silla para posar ante las cámaras con ayuda de una muleta, algo con lo que después bromeó: “Lo que he hecho ahora creo que no podía hacerlo, el soltarme y quedarme con una muleta... Pero bueno”. Posó con la mejor de sus sonrisas y fiel a su estilo, con un look llamativo y colorido. De la Padra compartió lo ilusionada que estaba con este nuevo proyecto y que su único objetivo es “agathizar” el flamenco. “Hoy vamos a hacer un espectáculo y luego espero poder ir por muchos más lugares de España. Viendo esto, yo ya me voy a volcar a fondo para agathizarlo de verdad”, explicó la empresaria, que además aseguró encantarle el flamenco.

La diseñadora también reconoció que este accidente le había hecho reflexionar sobre los óbstaculos a los que se enfrentan las personas con movilidad reducida y le ha cambiado su punto de vista. “Me está dando mucha pena toda la gente que va en silla de ruedas o con muletas” -y continuó- “es muy cansado y tenemos que ayudar a todas las personas para que tengan una movilidad mucho más fácil. Hay que pensar en quienes que no pueden ir como tú a todas partes”, confesó la empresaria.