Así protestó una modelo en medio de un desfile de Gucci

Ayesha Tan Jones se escribió un mensaje en las palmas de las manos y lo mostró al desfilar

El pasado domingo 22 de septiembre en la Semana de la Moda de Milán en Italia se presentaba la nueva colección de Gucci, primavera-verano 2020. Las prendas presentadas estaban inspiradas en las tradicionales camisas de fuerza que se usan en los sanatorios mentales, blancas y con correas sobre el torso. Todo transcurría con normalidad hasta que salió a desfilar la modelo Ayesha Tan Jones. Cuando estaba en el centro de la pasarela levantó las palmas de las manos y en ellas había escrito “la salud mental no es moda”.

En su cuenta de Instagram explicó que consideraba la colección “vulgar, poco imaginativa y ofensiva para las millones de personas en todo el mundo, afectadas” por problemas de salud mental y que quería acabar con la etiqueta de esa enfermedad. ““Como artista y modelo que ha experimentado sus propias luchas con la salud mental, así como los miembros de mi familia y seres queridos que han sido afectados por depresión, ansiedad, bipolaridad y esquizofrenia, es hiriente e insensible que una gran firma de moda como Gucci use estas imágenes como concepto para un momento de moda fugaz”, escribió