Cristina de Kirchner: el bótox vuelve al Gobierno argentino

Según el doctor Ángel Martín, director médico de Clínica Menorca y especialista en medicina estética desde hace casi 30 años, Cristina Kirchner (66 años) se ha hecho indudablemente un rejuvenecimiento facial integral con bioplastia, técnica sin cirugía y mínimamente invasiva que recoloca los ángulos y los volúmenes del rostro que se pierden con el paso del tiempo. Esta técnica vanguardista y cada vez más popular se realiza en media hora, los resultados “efecto lifting” son inmediatos y permite incorporarse a la vida diaria el mismo día. Pero, a su parecer, en este caso los resultados no son todo lo naturales que deberían ser. En el tercio superior del rostro se ha puesto toxina botulínica tipo A, luce la región central de la frente totalmente lisa, y se han atenuado su líneas de expresión en el entrecejo y en las patas de gallo.

En el tercio medio, para dar volumen en los pómulos y atenuar el arco nasogeniano, se ha inyectado ácido hialurónico o hidroxipatita de calcio, rellenos reabsorbibles que tienen una duración de alrededor de un año. Esta plástica interactiva es la solución más rápida y simple para redefinir la estructura facial, además se fortalece y redensifica la dermis, la piel luce más elástica e hidratada. Con la misma técnica, ha redefinido el arco mandibular.

Sin lugar a dudas, también se ha puesto volumen en los labios con infiltraciones de ácido hialurónico reticulado especial para labios, belotero o restilane que no inflaman y mantienen la forma original de la boca del paciente para evitar la “de pato”, aunque en este caso, le habría puesto un poco menos, siempre abogo por la naturalidad. Estos rellenos son biodegradables, reabsorbibles (al eliminarse no dejan rastro en el tejido), no producen sensibilidad, ni alergias y se integran perfectamente en el tejido. Además, rehidratan, redensifican y nutren los labios. Las infiltraciones se realizan con aguja o cánula, dependiendo de los labios del paciente. La apariencia y el tacto deberían ser absolutamente naturales. Los resultados duran alrededor de ocho meses si no se es fumador, y seis si se fuma. Si hay continuidad en el tratamiento, los resultados duran cada vez más, hasta un año. Los labios tienen una anatomía y vascularización especial, por lo que los productos de relleno tienen una duración media inferior a la obtenida en otras zonas del rostro. También es muy posible que se haya infiltrado ácido hialurónico para atenuar las arrugas peribucales, lo que se llama “la técnica de blanching” para reestructurar las arrugas que comúnmente se llaman “código de barras”.