Gente

Marlango: “Las competiciones son para los caballos, no para los músicos”

Celebran quince años con un concierto en los teatros del Canal, inicio de su nueva gira

Marlango
Marlango

Quince años no es nada… Bueno, según para quién, ¿no? Son los años que Marlango, o lo que es lo mismo, el tándem Leonor Watling/Alejandro Pelayo, llevan subidos al escenario. Los celebran en el teatro del Canal este sábado con un concierto de esos con los que quieren hacer época –de hecho, lo van a grabar en disco (vinilo, por supuesto) y comenzar por todo lo alto con su nueva gira, Si preguntan por ahí. Yo les he preguntado, por cierto, si tendría futuro mi relación con Rufus Wainwright con quien cantaron hace una década «The answer», una de mis canciones favoritas. Dicen que por supuesto… Y… mmmm… ahora no sé si fiarme de sus respuestas porque veo que Rufus está casado… También puede ser que confían mucho en mi «sex appeal». Será eso. Con ustedes, Marlango.

–He de revelarles una cosa: «The Answer» es una de mis canciones favoritas de todos los tiempos. ¿»Pressing» o satisfacción?

–Alegría

–¿Qué les dan sus fans? ¿Y ustedes a ellos?

–Nos dan mucho cariño y complicidad y nosotros canciones.

–Si preguntara por ahí por ustedes, ¿qué creen que me dirían?

–Que llevamos 15 años haciendo canciones y conciertos.

–En tres palabras, descríbanme qué veremos el día 30 en los Teatros del Canal

–Una noche emocionante.

–Quince años no es nada, pero en estos tiempos en los que cambia todo de la noche a la mañana, ¿Quince años es una eternidad?

–Sí, es mucho tiempo y ha pasado muy rápido.

–¿Para ser un grupo de culto hay que tener alma libre, huir de las tendencias, pasárselo todo por el forro?

–Sí a todo.

–Les debo otra confesión. Mi amor platónico es Rufus Wainright… ¿Cómo es él en las distancias cortas? ¿Tendría alguna posibilidad por pequeña que fuera?

–Seguro que sí.

–Cuando Dicen que Marilyn Monroe, la pobre pensaba que era invisible hasta que le salieron las tetas, ustedes ¿cuándo se dieron cuenta de que todos los focos iban ya hacia su persona?

–Desde el principio, tuvimos mucha atención por parte de los medios que, en general, nos han tratado siempre muy bien.

–En su estrategia para conseguir el éxito, ¿hubo algún momento en que dijeron: Oiga, ¿yo vuelvo a lo mío o incluso, paso de todo y pongo una mercería?

–La estrategia está centrada en escribir buenas canciones y en llevarlas al escenario en las mejores condiciones. Todo lo demás es secundario.

–¿Cómo les ha tratado la fama?

–Muy bien. Con mucho respeto.

El dúo formado por Leonor Watling y Alejandro Pelayo
El dúo formado por Leonor Watling y Alejandro Pelayo FOTO: JAVIER BELVER EFE

¿Su arte es fruto del instinto o es un coleccionista compulsivo de emociones humanas?

–Coleccionamos mucho de muchas cosas, también estados emocionales que acaban dentro de la canción.

–En sus conciertos, ¿cuánto hay de sentimiento y cuánto de interpretación… porque Leonor, no olvidemos que usted es actriz…?

–Lo mismo que en cualquier otro concierto. Todos los cantantes interpretan.

–Esa canción jodidamente y empalagosamente romántica que les eriza la piel y les para el corazón…

–«Si nos dejan».

–El corazón es un cazador solitario o, chica, qué intensidad…

–Depende del día, pero lo solitario suele ganar.

–¿Ornella Vanoni, Juliette Greco o Barbra Streisand?

–Las tres y Mina, Chavela, Lasha, Lafourcade o Carmen Boza…

–Qué prefieren: ¿un silencio interminable o una conversación que no se agota?

–Poder elegir entre las dos cosas.

–¿Las cosas que uno se calla son las importantes?

–Son importantes y completan lo que se dice.

El dúo formado por Leonor Watling y Alejandro Pelayo
El dúo formado por Leonor Watling y Alejandro Pelayo FOTO: JAVIER BELVER EFE

–¿Se puede ser «cool» sin interrupción?

–No creo. Tendríamos que preguntarle a Idris Elba.

–Cuéntenme la última película que han visto.

–«El Cover», de Secun de la Rosa

–¿Y el último disco? Por cierto, imagino que vinilo…

–La BSO de «La Hija», de Vetusta Morla. Por supuesto, en vinilo.

–Eso que escuchan y no les pega nada de nada…

–Teniendo hijos pequeños, escuchamos mucha música que no sabría decirte...

–¿Mueren por un Oscar, Grammy o les apetecería más ir a la gala de los Razzie?

–Decía Béla Bartók que las competiciones son para los caballos no para los músicos.

–Dicen que si uno quiere dedicarse al porno, hay que empezar por el nombre artístico y que el mejor es el que se consigue uniendo el nombre de su mascota con el de su calle, ¿cuál sería el suyo?

–Alejandro Pelayo.