Buena mesa en Valdepeñas

Rafa Vivar, en su establecimiento de Valdepeñas, que resulta un espacio para el disfrute
Rafa Vivar, en su establecimiento de Valdepeñas, que resulta un espacio para el disfrute

Este espacio de Valdepeñas se ha convertido en el punto de reunión de los amantes de la buena mesa. Cuenta Rafa que ha vivido dedicado a la empresa vitivinícola de su familia desde los 16 años: «He crecido entre viñedos antes de estudiar y especializarme en Industria Alimentaria y Enología», relata. Lo inauguró en 2009 y en él fusiona la distribución, la gastronomía, una tienda de conservas artesanas y primeras marcas y un rincón en el que descansan 200 referencias de vino con una excelente conservación: «Mi objetivo es ofrecer a los clientes los mejores productos manchegos. Se trata de un lugar para el disfrute culinario en el que el cliente se siente como en casa, atendido por un equipo de primera», prosigue.

Así, en la tienda el comensal puede adquirir elaboraciones caseras, entre ellas, la ya famosa perdiz roja de caza escabechada, preparada con aceite de oliva virgen extra Castillo de Canena, que también puede adquirir aquí, y vinagre de Arrope de Jerez, una deliciosa confitura de pisto, chorizo de orza, paté de perdiz, los ibéricos de Señorío de Montanera (Badajoz) y el queso La Calera de la familia, un manchego artesanal elaborado con leche cruda de ganadería ovina que en enero comienzan a comercializar. Materias primas de primera que componen los manjares que elabora la cocinera Sofía Orellana, quien reinventa la gastronomía manchega con las verduras y hortalizas de la ecohuerta de Vivar.

Arte del tapeo

Aquí, lo suyo es hacerse un hueco en la barra y dar rienda suelta al arte del tapeo informal. Pruebe el tomatito burlón, relleno de carne picada con piquillo y aceite de cebollino, manjar en miniatura con el que el local se alzó ganador de la VIII ruta de la tapa de Valdepeñas para armonizar con Arium Crianza, de la D.O. Valdepeñas –ofrecen por copas todos los vinos de Félix Solis– o la tostita de fritada de calabacín y berenjena con miel y queso manchego, todos los manjares resultan exquisitos, ya que Rafa no falta a las ferias, tanto nacionales como internacionales, entre ellas, Madrid Fusión, con el fin de conocer las tendencias culinarias y codearse con los mejores chefs. Y si opta por sentarse en una mesa, recomienda el entrecot al ajo tostado para degustar con Viña Albali Gran Reserva de Familia: «Es un vino único y diferente, ya que Félix Solís selecciona la uva Tempranillo de las mejores viñas de Valdepeñas, entre ellas, las de mi familia. De ahí mi pasión por este vino y que lo recomiende en mi local. Entusiasma tanto por su calidad, está elaborado con mimo y esmero, como por el precio. En La Mancha es un buque insignia».