Quédate a cuadros

Clara viste un traje dos piezas de cuadros escoceses
Clara viste un traje dos piezas de cuadros escoceses

Si hay un estampado que cada invierno reaparece en escena y, lo más importante, que triunfa entre mujeres de todas las edades, es el de cuadros escoceses. Originalmente, el llamado «tartán» o tejido de cálida lana utilizado para realizar «kilts» o faldas tradicionales escocesas resulta envolvente, elegante y, sobre todo, muy ponible a cualquier hora del día. En su versión lady, os lo muestro en la foto. El vestido con cintura «peplum» o de capa es obra de una de las cabezas del estilo actual por antonomasia, Frida Giannini, que para la colección Prefall de Gucci nos lo presenta con un aire «fifties» absolutamente sofisticado y favorecedor. La gran novedad del «print» de esta casa italiana es que aparece desdibujado, creando un efecto óptico moderno y muy original.

Con un aire más grunge o desenfadado, es en la pasarela de Saint Laurent donde podremos tomar buena nota de cómo llevarlo en forma de amplio cárdigan mezclado con vestido mini de noche a base de lentejuelas. Y es que si hay algo que no olvidan los gurús del «fashion business» es que inspirarse y recrearse en el pasado funciona y que los estampados de aire «british» son apuestas seguras cuando llega la estación invernal. Si os gusta esta tendencia, también os recomiendo que le echéis un vistazo a las blusas, pantalones y vestidos que nos proponen las pasarelas de Christian Dior y Michael Kors y a tejidos puramente ingleses, como el Príncipe de Gales o el ojo de perdíz que encontraréis en las propuestas de Dries van Noten y Tommy Hilfiger. Ya lo sabeis, hay tantos estampados donde elegir como cuadros que nos recuerdan a los de los maravillosos y legendarios «kilts» de las Highlands escocesas.

www.claracourel.com

@madamecourel