Un templo del deporte para Móstoles

Los vecinos de Móstoles están de enhorabuena. La próxima temporada verán hecho realidad un sueño: el Palacio de los Deportes de Andrés Torrejón, con capacidad para 9.500 espectadores, un espacio deportivo que se ha concebido como espacio multiusos debido a las dotaciones especiales con las que cuenta.

La instalación  dispondrá también de un espacio anexo destinado a usos complementarios al deporte
La instalación dispondrá también de un espacio anexo destinado a usos complementarios al deporte

El edificio será motivo de orgullo de los mostoleños, pues constituirá un ejemplo de diseño singular y vanguardista que albergará eventos de primera magnitud, tanto nacionales, como internacionales, conciertos de música, teatro, ópera y un sinfín de actividades.

El alcalde, Esteban Parro, anunció ayer que el nuevo edificio será un icono arquitectónico de la ciudad y albergará «vida deportiva» el próximo otoño. Acompañado por el vicealcalde y portavoz del Gobierno, Daniel Ortiz, el tercer teniente de alcalde y Concejal de urbanismo, Alberto Rodríguez de Rivera, el concejal de Deportes y representantes de vecinos. Todos ellos visitaron las obras que se encuentran muy avanzadas. Pretenden que este proyecto se convierta en símbolo y referencia a nivel deportivo.

El regidor anunció que «la calidad de esta instalación pondrá a las instituciones deportivas muy difícil no elegir Móstoles para ser sede de las mejores competiciones» y adelantó que como alcalde se compromete con los ciudadanos a que un equipo de primer nivel tendrá su domicilio deportivo en la ciudad, algo que reforzará el potencial de Móstoles en la Comunidad de Madrid.

También para música y teatro

El Palacio, además, cuenta con una zona de prensa, un área VIP, cafetería, oficinas, clubes y federaciones y otros espacios como vestuarios, aseos, botiquines y sala de máquinas. Además, cuenta con una pista central apta para cualquier tipo de competición deportiva y gradas retráctiles que, gracias a su versatilidad, pueden modificar la capacidad de este espacio adaptándolo a cualquier tipo de evento. Otra novedad es el acondicionamiento acústico, para el que se han empleado bafles de regulación y absorción sonora, lo que posibilita la celebración de espectáculos teatrales y musicales con sonido amplificado y sin distorsión.

Por si fuera poco, el conjunto del edificio dispone de un espacio anexo que posee una superficie total de 9.150 metros cuadrados destinado a usos complementarios del deporte. «Se trata de un espacio idóneo para empresas de restauración o dedicadas al deporte que generará centenares de empleos», dijo el alcalde.

Nace el Palacio de los Deportes, una joya arquitectónica regional para muchos, tras una gran plaza de encuentro que dispone de rampas de ascenso y descenso correspondientes, que conducen a la entrada principal. Este templo del deporte será una oportunidad de crear empleos en esta zona sur oeste de Madrid, donde habrá lugar para un amplio abanico de personal.