Cine

Los finalistas de los Goya en la Puerta del Sol

La viceconsejera de Cultura de la Comunidad de Madrid, Concha Guerra, y el presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, Alex de la Iglesia, han recibido este sábado a los candidatos finalistas de la XXV edición de los Premios Goya en un acto celebrado en la sede de la Presidencia de la Comunidad, la Real Casa de Correos, ha informado el ejecutivo regional en un comunicado.

La tradicional recepción de los finalistas a los Goya, que precede a la gala de entrega de galardones del próximo 13 de febrero, ha contado con la presencia de un centenar de candidatos, entre directores, actores, guionistas y técnicos de la cinematografía.

Además de los equipos de los largometrajes seleccionados por la Academia, al encuentro también han asistido los equipos de los doce cortometrajes finalistas, entre los que se encuentran cinco que fueron producidos con ayuda de la Comunidad: 'El orden de las cosas', de los hermanos José y César Esteban Alenda, y 'Una caja de botones', de María Reyes Arias (candidatos a Mejor Corto de Ficción); 'El pabellón alemán', de Juan Millares Alonso (candidato a Mejor Corto Documental); y 'La Bruxa', de Pedro Solís, y 'La torre del tiempo', de José Luis Quirós (que optan a Mejor Corto de Animación).

Estos cinco cortometrajes se realizaron gracias a la línea anual de ayudas a la producción, de las que en 2009 -año en que fueron subvencionadas estas cintas- se beneficiaron 42 películas de distintos géneros.

Las candidaturas a los premios al mejor cortometraje suponen un reconocimiento a trabajos que han contado con el apoyo de la Comunidad de Madrid, comprometida con la promoción de nuevos talentos en el ámbito del cine.

El pasado año, en la XXIV edición de los Premios Goya, los cuatro trabajos que compitieron por el premio al Mejor Cortometraje de Ficción 2009, habían sido producidos con la ayuda de la Comunidad de Madrid. El galardonado resultó ser 'Di me que yo', de Mateo Gil, y sus compañeros de candidatura fueron: 'La Tama', de Martín Costa; 'Lala', de Esteban Crespo, y 'Terapia', de Nuria Verde.

Otro trabajo que había sido subvencionado por la Comunidad de Madrid y optó a galardón en la pasada edición fue 'Dppelganger', de Oscar de Julián, que fue candidato al Goya al Mejor Cortometraje Documental.

El Gobierno regional trata de promover el nacimiento y la consolidación de nuevos valores en el ámbito de la cinematografía y para ello, mantiene varias líneas de acción. Por un lado, está la convocatoria anual de ayudas. A las ya mencionadas para la producción de cortometrajes, hay que sumar las becas para el desarrollo de guiones de largometrajes.

Por otro están las acciones de distribución y de difusión, entre las que destaca el programa 'Madrid en corto', que promociona los cortometrajes madrileños en festivales y eventos internacionales.

Desde 2005 este programa ha conseguido impulsar la presencia, en festivales nacionales e internacionales de los trabajos seleccionados, consiguiendo un total de 610 premios, tanto nacionales como internacionales.

Asimismo, con el fin de potenciar la distribución internacional de los cortometrajes subvencionados, la Comunidad acude todos los años al Mercado Internacional de Clermont-Ferrand y al Short Film Corner del Festival de Cannes.

En esta misma línea, en 2009 se puso en marcha la presentación del programa 'Madrid en corto' en Cannes y se ha promovido, junto al Ayuntamiento de Alcalá de Henares, la creación de 'Shortlatino', un mercado especializado de cortometraje latinoamericano, dentro del Festival de Cortometrajes de Alcalá de Henares-Comunidad de Madrid, Alcine.

Otro festival, cuya importancia dentro del mundo de la animación internacional ha ido creciendo con el paso de las ediciones y en cuya organización también participa el Gobierno regional, es Animadrid, el Festival de Imagen Animada de Pozuelo de Alarcón-Comunidad de Madrid.

Hay que destacar también la labor de difusión que se realiza anualmente con la organización de la 'Semana del Cortometraje de la Comunidad de Madrid', en la que se exhiben todos los cortometrajes subvencionados, además de celebrarse encuentros, talleres y todo tipo de actividades en torno al mundo del cortometraje.

En la apuesta por los jóvenes valores, la Comunidad de Madrid considera importante potenciar la mejor cualificación profesional de los nuevos técnicos, directores y guionistas y, por ello, una de sus apuestas más importantes es la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid (ECAM).

La Comunidad de Madrid, que es miembro de su Patronato, también es el principal financiador del centro que cuenta con un gran prestigio nacional e internacional. Cada año se diploman en la ECAM alrededor de 80 nuevos profesionales.