De héroe a villano

Hace dos años era el protector de las mujeres maltratadas. Recibió cuatro medallas. El miercoles fue detenido por triplicar la tasa de alcoholemia y poner en peligro a otros conductores

Neira recibió en agosto de 2008 la Gran Cruz de Mérito Civil de manos de la ministra Aído. El profesor baja de la ambulancia de Samur donde le hicieron el control de alcoholemia
Neira recibió en agosto de 2008 la Gran Cruz de Mérito Civil de manos de la ministra Aído. El profesor baja de la ambulancia de Samur donde le hicieron el control de alcoholemia

MADRID- Hasta el 2 de agosto de 2008, Jesús Neira era únicamente era un profesor de universidad de 55 años. Como le sucede a los protagonistas de los cómics, Neira no eligió estar allí, iba a tomar una coca-cola con su hijo en un hotel en Majadahonda, pero la casualidad unida a una actuación inédita le convirtieron de un día para otro en el héroe del año.

Presenció junto a su hijo como un hombre agredía a una mujer. Y no dudo. Se enfrentó a él y las consecuencias las pagó durante ocho meses de ingreso en el hospital, casi dos de ellos en coma, y con secuelas que le recordarán toda la vida la hazaña.

La historia de «superNeira» se llenó de nuevos ingredientes con buenas dosis de morbo que le convirtieron en el personaje del año. La televisada negación de la víctima –Violeta Santander– en prime time, el presunto pasado unido a la drogadicción del agresor –Antonio Puerta– y las posibles deficiencias en la atención médica que recibió el profesor tras la agresión, hicieron del caso un auténtico culebrón.

Cuando el pasado año abandonó el hospital, Neira recibió la Gran Cruz del Mérito Civil del Gobierno, la Medalla de Oro del Senado, la Medalla de Oro de la Universidad Camilo José Cela y la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid. Además, fue nombrado presidente del Observatorio contra la Violencia de Género de Madrid y sus reflexiones sobre los derechos de las mujeres prácticamente sentaban cátedra.


El vuelco
Sin embargo, ayer, tras hacerse pública su detención por conducir bajo los efectos del alcohol, las alarmas se dispararon. El personaje al que hasta cuatro instituciones habían condecorado por ser un ejemplo de comportamiento social y de responsabilidad civil se subió a un coche triplicando la tasa de alcohol permitida y puso en peligro a otros conductores que circulaban por la M-40 la noche del pasado miércoles. Al igual que pasara hace dos años, la figura de Neira ha sufrido un vuelco en un abrir y cerrar de ojos. El que fuera protector de las mujeres se convirtió ayer en un hombre temerario. La duda ahora esta en saber si el profesor Neira es héroe o villano.