Kirchner «corta» el papel a la prensa opositora

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, presentó este miércoles el anteproyecto del Marco Regulatorio para la Producción y Comercialización del papel prensa para limitar el margen de maniobra de los diarios 'Clarín' y 'La Nación', accionistas mayoritarios de la empresa que lo distribuye, que "mantienen de rehenes"al resto de medios del país.

El objetivo de esta medida es limitar la actuación de dichos rotativos, propietarios de la empresa Papel Prensa, que, a juicio de la mandataria, están actuando como un monopolio en la venta de este insumo, afectando con ello a la libertad de expresión de otros medios de comunicación y "de todos los argentinos".

"En cualquier democracia a los que logran aprovecharse de su posición dominante se los llama monopolio", dijo Fernández de Kirchner al considerar que "estos dos diarios tienen de rehén"a la competencia por su capacidad de influir sobre el suministro y el precio de esta materia prima.

"El diario 'El Independiente de La Rioja' sufrió por semanas que no le lleven los papeles por estar a favor de este marco regulatorio, a pesar de haber pagado ya el papel. ¿Hay que explicar que no es posible que la única fábrica de papel de diario sea manejada por los diarios que tienen mayor tirada del país? ¿Hace falta?", cuestionó.

Esta iniciativa se produce un día después de que la dirigente planteara la posibilidad de nacionalizar los medios argentinos por considerar que no defienden como deberían los intereses del país. A ello se suma la denuncia que presentó contra 'Clarín' y 'La Nación' por una supuesta adquisición irregular de sus paquetes de acciones en Papel Prensa.

En este contexto, los medios argentinos han denunciado la intención del Gobierno de amedrentar a la prensa opositora de cara a las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo año en el país sudamericano y a las que podrían presentarse como candidatos la mandataria y su marido, Néstor Kirchner.

Sin embargo, Fernández de Kirchner ha rechazado tajantemente estas acusaciones argumentando que todas estas medidas obedecen a la defensa del derecho a la información de la ciudadanía. "La libertad de prensa no es un derecho que sea de los medios, es para la sociedad y fue creada para que toda ella pueda acceder a la información", apuntó.