La pesadilla toca a su fin: los 33 mineros ya están fuera

El rescate de los 33 mineros atrapados a 700 metros de profundidad en el norte de Chile terminó con éxito esta madrugada, con la llegada a la superficie de Luiz Urzúa, líder de los mineros.

33 Luis Urzúa, el líder de los mineros. Los expertos determinaron que él sería el último en salir porque «es el más fuerte». Su constancia y liderazgo han hecho posible que mantenga el orden a 700 metros bajo tierra, imponiendo una suerte de disciplina militar. Educado, pero con carácter, propuso al psicólogo reducir el tiempo de terapia: «Tenemos cosas que hacer aquí abajo», le recriminó. Perdió a su padre cuando era niño y ayudó a criar a sus seis hermanos menores. Se educó con su esfuerzo y nunca dice una palabrota. Desde el principio, fue el encargado de racionalizar los alimentos y los turnos. En los primeros 17 días de encierro impuso una rutina que se repetía cada 48 horas: dos trozos de jurel en lata y media taza de leche. También racionó las galletas. «Don Lucho» fue quien paró la insurrección de un pequeño grupo de los 33 que intentó hace semanas iniciar una salida por su cuenta. Cuando estos intentos fracasaron, Luis dio esperanza a sus compañeros basándose en su experiencia en otros accidentes mineros. Es el héroe entre los héroes. 32 Ariel Ticona fue el penúltimo minero en ser rescatado del interior de la mina San José, en el norte de Chile. Es el padre de Esperanza, la niña nacida el pasado 14 de septiembre mientras permanecía atrapado a unos 700 metros bajo tierra. Ticona, de 29 años, tiene en total tres hijos y es el único que no apareció en el primer vídeo grabado por los mineros en el interior del yacimiento, algo que no llamó la atención de sus conocidos, quienes han destacado su carácter introvertido. Cuando conoció el nacimiento de su última hija, tras recibir un vídeo de sus familiares, solicitó a su mujer Elizabeth que le pusiera de nombre Esperanza, como el campamento instalado en las afueras del yacimiento, en pleno desierto de Atacama. Al salir a la superficie fue recibido en primer lugar por su esposa, cuyo rostro se esforzaba por contener las lágrimas al ver salir de la cápsula a su marido. Después saludó a otros familiares, al presidente del país, Sebastián Piñera, y al resto de las autoridades y efectivos de los equipos de rescate. Más tarde fue trasladado en camilla al hospital de campaña instalado en Campamento Esperanza. En el interior de la mina ya sólo queda Luis Urzúa, el jefe de turno cuando se produjo el derrumbe del yacimiento. Junto a él permanecen seis miembros de los equipos de rescate, quienes saldrán después de Urzúa 31 Pedro Cortez, de 26 años, que trabajaba en la mina San José como operador de un vehículo pesado para el transporte de carga, salió del yacimiento en el puesto número 31, a pesar de que a última hora solicitó salir en último lugar. Cortez, de 26 años, tiene una hija y es íntimo amigo desde la infancia de otro de los mineros atrapados, Carlos Bugueño, el vigésimo tercer rescatado. Su hija María Paz, de 7 años, quería que su padre saliese de la mina antes de su cumpleaños, el 20 de octubre. El año pasado, realizando una operación arriesgada en la mina Sanm José, Cortez perdió un dedo. Durante los casi 70 días de encierro en uno de los talleres del yacimiento, se encargó del manejo de aparatos tecnológicos debido a sus conocimientos de electricidad, informaron los medios locales. Una hora antes de salir a la superficie, solicitó hablar con el miembro de los equipos de rescate encargado de supervisar las cámaras para decirle que tenía instrucciones precisas del ministro de Minería, Laurence Golborne, para salir el último, en lugar de Luis Urzúa, capataz de la mina. "No Pedro, tú no vas a salir último", le contestó el operario, informó la emisora Radio Cooperativa. Al salir a la superficie fue recibido por la pequeña María Paz, quien lloraba mientras se abrazaba con su padre, y por su hermano. Cortez y su hija soltaron al aire varios globos con la bandera de Chile dibujada. Después saludó al presidente del país, Sebastián Piñera, y otras autoridades, para ser trasladado posteriormente en camilla al hospital de campaña instalado en Campamento Esperanza. 30 Raúl Bustos Ibáñez, que partió al norte en busca de una nueva vida tras el terremoto que el 27 de febrero azotó el centro y sur de Chile, fue el minero número 30 de los que han sido rescatados de la mina San José. Emergió a bordo de la cápsula "Fénix 2"a las 20.37 horas local (23.37 GMT), 24 minutos después que el trabajador que le precedió, Juan Carlos Aguilar. En Talcahuano, su ciudad natal, situada en el sur de Chile, Bustos trabajaba en un astillero por las mañanas y como comerciante por las tardes. El maremoto destruyó sus lugares de trabajo, por lo que el minero, de 40 años, decidió emigrar en busca de nuevas oportunidades. "A raúl no le tocaba trabajar, pero como se habían averiado unas cañerías y él es mecánico, lo llamaron para que colaborara igual", explicó su madre en alusión al pasado día 5 de agosto en que tuvo lugar el derrumbe. En una emotiva carta, Bustos contó a su esposa, Nora Narváez, los dramáticos momentos que vivió tras el derrumbe y los largos días que pasaron hasta ser detectados al interior del pique. "Mi Dios nos dejó vivos de milagro y con un propósito. Aquí, casi desmayado, rezaba y pedía por todos que si pasaba algo lo tomaran bien, porque en un momento ya pensaba que no rompían las herramientas el cerro". Raúl, que ha vivido en sus propias carnes las dos tragedias que han sacudido chile este año, abrazó a su esposa a la salida de la cápsula 29 Juan Carlos Aguilar despertó este miércoles de "un sueño"al ser rescatado y covertirse en el minero número 29 que sale a la superficie desde la mina en la que 33 trabajadores han permanecido atrapados desde el pasado 5 de agosto. En una de las cartas que mandó a su pareja durante el encierro de 70 días se refirió a lo que estaba viviendo al fondo de la mina como "un sueño". "A veces espero despertar y que esté en mi vida de antes", escribió. Este miércoles lo hizo, por fin, cuando emergió de las profundidades de la montaña atacameña a las 20:13 hora local (23:13 GMT), tan sólo 29 minutos después de Richard Villaroel. En la superficie fue recibido con gritos de "¡Bien Juan Carlos!"y "¡Grande!", tras lo que se produjo el encuentro con su pareja, Cristy Coronado, con la que ha compartido los últimos 11 años de su vida y con la que tiene dos hijas. Aguilar, que lleva 19 años dedicado a la minería, era supervisor en el yacimiento San José. El alcalde de su localidad natal, Los Lagos, planea recibirlo con festejos en el gimnasio municipal 28 Richard Villarroel, uno de los 33 mineros atrapados desde hace más de dos meses en el yacimiento de San José, en el norte de Chile, ha elevado a 28 el número de trabajadores evacuados durante las operaciones de rescate, que han cumplido prácticamente una jornada entera de desarrollo. Villarroel, de 26 años, era minero de profesión hasta que hace dos años se fue hacia el norte en busca de aventura y trabajo, algo que encontró en la mina San José. Tiene como uno de sus principales objetivos asistir al nacimiento de su hijo, previsto para noviembre. "A mi señora, que debe estar esperando en la casita con su guatita, solo quiero decirle que voy a salir pronto", relató, en una de las cartas enviadas durante el largo cautiverio. A su salida de la cápsula 'Fénix II', en la que fue evacuado hasta la superficie, fue recibido por su madre, Antonia Godoy, y sus dos hermanos, con quienes se abrazó efusivamente envueltos por una bandera chilena. Posteriormente saludó al presidente del país, Sebastián Piñera, al ministro de Minería, Laurence Golborne, y al resto de autoridades presentes. El jefe de los equipos de rescate, André Sougarret, lloró al presenciar el abrazo de Villaroel con sus familiares. "Gracias a todo Chile", dijo el joven minero dirigiéndose a las cámaras de televisión, justo antes de ser trasladado en camilla al hospital de campaña. 27 Franklin Lobos, conocido por su pasado como futbolista profesional, se convirtió este miércoles en el trabajador número 27 en abandonar el yacimiento de San José, en el norte de Chile, donde ha permanecido atrapado más de dos meses. Lobos, que llegó a formar parte de la selección chilena que se clasificó para los Juegos Olímpicos de Los Angeles (1984), trabajaba como camionero desde hace cinco años, pero hace cuatro meses también comenzó a trabajar como minero en el yacimiento ubicado en el desierto de Atacama. El minero, que recibió en la superficie el abrazo de su familia y un balón de fútbol, incluso dio algunos 'toques' antes de reunirse brevemente con el presidente de Chile, Sebastián Piñera, y las autoridades presentes durante el rescate. Posteriormente, fue trasladado en camilla a las instalaciones donde se encuentra el equipo médico 26 Claudio Acuña, que celebró su trigésimo quinto cumpleaños en el interior de la mina de San José, se convirtió este miércoles en el trabajador número 26 en ser rescatado de la mina donde ha permanecido un total de 70 días junto a otros 32 compañeros. Acuña llevaba dos días y medio trabajando en la mina cuando ocurrió el derrumbe, y una vez en la superficie tiene como uno de sus principales planes de futuro casarse con su pareja. Ambos tenían pensado contraer matrimonio en febrero de 2011, pero el minero ya ha manifestado su deseo de adelantar esta fecha, según informan los medios locales. Tras abandonar la cápsula 'Fenix II' que le trasladó desde el refugio a casi 700 metros de profundidad, Acuña se reencontró con su familia y recibió el saludo personal del presidente de Chile, Sebastián Piñera, antes de acudir a la revisión médica establecida como medida de precaución. 25 Renán Avalos, hermano del primer minero rescatado del yacimiento de San José, en el norte de Chile, abandonó este miércoles su reclusión y se convirtió en el vigesimo quinto hombre en salir a la superficie, coincidiendo con una aceleración de las salidas de los trabajadores. Renán, de 29 años y con un hijo, es hermano de Florencio Avalos, que hizo historia durante la madrugada al convertirse en el primero de los 33 mineros en utilizar la cápsula 'Fenix II' para abandonar el refugio en el que todos ellos han permanecido durante 70 días. El joven comenzó a trabajar en la mina siguiendo los pasos de su hermano, con quien compartía turnos. Los medios chilenos le definen como un amante de los caballos, e incluso sus familiares le enviaron un vídeo de estos animales para que pudiera relajarse en el refugio, localizado a casi 700 metros de profundidad. A su salida, Renán Avalos, que salio por su propio pie como el resto de sus compañeros, fue recibido por su mujer, con la que se fundió en un largo abrazo, entre los gritos de las personas que allí se encontraban y que pedían un beso de la pareja. Posteriormente, el joven se tendió en la camilla que le trasladó a las instalaciones médicas en las que recibirá las primeras atenciones médicas. 24 José Henríquez, de 54 años, se convirtió este miércoles en el minero número 24 en salir del yacimiento San José, donde ha permanecido atrapado durante más de dos meses junto a otros 33 compañeros. Henríquez, con dos hijos, lleva casado 33 años, en los cuales a trabajado en distintas minas del país sudamericano. No es la primera vez que sufre en primera persona un accidente en una mina, ya que en otra explotación en la que trabajó fallecieron varios compañeros a causa de otro incidente, informó 'El Mercurio'. Su esposa acudió a recibirle a la salida de la cápsula 'Fenix II' que le trasladó desde el refugio donde se encontraba, a casi 700 metros de profundidad. El presidente chileno, Sebastián Piñera, también participó en el recibimiento de Henríquez, antes de que fuese trasladado en camilla para ser atendido por los médicos. 23 Carlos Bugueño, vi, de 27 años de edad, se ha convertido en el vigésimo tercer minero en abandonar el yacimiento de San José, en el norte de Chile, donde ha permanecido atrapado más de dos meses junto a 32 compañeros. Es uno de los mineros más jóvenes de los que han sufrido este encierro. Soltero y sin hijos, Bugueño trabajó como guardia de seguridad privado hasta que aceptó formar parte de la plantilla de la explotación del desierto de Atacama para ahorrar dinero. De hecho, nada más producirse el derrumbe, el pasado 5 de agosto, solicitó a su madre en una carta que recogiera los 300.000 dólares (214.903 euros) que guardaba en su mochila y con los que pretendía comprar un coche, según informaron medios locales. Al emerger a la superficie se abrazó a su madre que le esperaba al pie de la explotación junto al presidente, Sebastián Piñera, que también le estrechó entre sus brazos. "Bienvenido de nuevo a la vida", le dijo el mandatario. Bugueño ha pasado estos dos meses de cautiverio a 700 metros de profundidad junto a su amigo de la infancia Pedro Cortés, quien todavía deberá esperar unas horas más hasta ser rescatado por la 'Fénix II'. 22 Yonni Barrios, de 52 años, se convirtió este miércoles en el minero número 21 en abandonar el yacimiento de San José, en el norte de Chile, y puso fin a un aislamiento durante el que se descubrió que tenía una amante al margen del matrimonio. Barrios, electricista y conocido como 'el doctor' por la asistencia sanitaria que prestó a sus compañeros durante los más de dos meses reclusión, se hizo más conocido en la superficie por su infidelidad, que ha llevado a su mujer a no acudir a su salida. Marta Salinas Cabello, esposa desde hace 28 años de Barrios, justificó su ausencia al explicar que también acudiría al Campamento Esperanza la amante de su marido, Susana Valenzuela, con la que supuestamente se relacionaba desde hacía meses. Finalmente, sólo Valenzuela esperó la llegada de la cápsula 'Fenix II' que trasladó al minero desde 700 metros de profundidad. Ambos se fundieron en un abrazo que el minero recibió con cierta frialdad y con semblante serio antes de tumbarse en la camilla que le trasladó para ser atendido por el equipo médico. Barrios sufrió el accidente después de que uno de sus jefes le ofreciese realizar un turno doble, ya que había cumplido su jornada laboral, informa 'El Mercurio'.

21 Samuel Ávalos, de 43 años, fue rescatado hoy después de permanecer 70 días atrapado en la mina San José, donde experimentó un proceso de conversión que le hizo sentirse "cerca de Dios"y alejarse de la droga y la bebida. Según contó a los periodista su pareja, Ruth Guzmán, con la que convive desde hace 21 años, buena parte de esos años estuvieron marcados por el alcohol y las drogas. "Samuel tuvo que afrontar algunos problemas que incluso lo hacían desaparecer de la casa por períodos y luego retornar", explicó Ruth. Con ayuda de un cuñado, Samuel consiguió trabajo en la minera San Esteban "para ocupar su vida y dejar de lado las malas juntas". Ahí, en el interior de la mina, donde los 33 mineros permanecen a 700 metros profundidad desde el pasado 5 de agosto, Samuel ha sufrido un proceso de conversión y "se ha sentido cerca de Dios". "En las cartas dice que Dios está atrapado con ellos, que se siente acompañado por una fuerza divina, por el cariño de nosotros que estamos acá arriba", contó su pareja. Samuel Ávalos alcanzó la superficie a las 17.04 hora local de este miércoles (20.04 GMT) en vigésimo segundo lugar, 33 minutos después de que lo hiciese Yonny Barrios, que lo antecedió en el orden de evacuación establecido. Allí besó a Ruth con la que tiene "una conversación pendiente". A través de una de las cartas que Ruth mandó a Samuel, ella le pedía matrimonio, a lo que él contestó: "Al salir lo hablamos". Tras abandonar la cápsula "Fénix 2", Ávalos abrazó al presidente de la República, Sebastián Piñera, al que dio las gracias. Con el rescate de Ávalos, dos tercios de los 33 mineros se encuentran ya en la superficie tras casi 18 horas de rescate

20 Darío Segovia, de 48 años de edad, se ha convertido en el vigésimo minero en salir a la superficie del yacimiento de San José, en el norte de Chile, donde ha permanecido atrapado más de dos meses junto a 32 compañeros. Tras abandonar la cápsula 'Fénix II', encargada de trasladarle hasta la superficie, el minero se arrodilló para recibir los aplausos de bienvenida de los allí presentes. Después se abrazó a su mujer, Jéssica Chilla, considerada "la alcaldesa"de Campamento Esperanza, asentamiento cercano a la mina donde se alojan los familiares. Padre de seis hijos, tres de Chilla y otros tantos de su ex mujer, a Segovia no le correspondía trabajar el 5 de agosto, día del derrumbe, pero finalmente acudió porque "le ofrecieron un doble turno por el que le pagaban el doble", dijo su esposa. Segovia, es un experimentado minero que ejerce la profesión desde hace 40 años aunque solo llevaba tres meses trabajando en San José. Hace un año sufrió un accidente con una maquina que le perforó una de las manos.

19 Pablo Rojas Villacorta, de 45 años de edad, ha sido el decimonoveno minero en abandonar el yacimiento de San José, horas después de que lo hicieran sus primos, Esteban Rojas Carrizo, decimoctavo, y Víctor Segovia Rojas, decimoquinto en salir a la superficie. A su salida de la mina, Rojas Villacorta se fundió en un intenso abrazo con su hijo, un estudiante de segundo año de medicina del que el minero asegura sentirse muy orgulloso. Después fue trasladado en una camilla al hospital de campaña para ser examinado. Cañita', como le conocen sus amigos, era el encargado de transportar el material explosivo hasta el interior de la mina, donde sólo llevaba trabajando seis meses. Rojas Villacorta fue uno de los primeros en advertir que "la mina lloraba", lo que en la jerga profesional "significa que gotea, que algo va mal, explicó su prima Silvia Segovia en declaraciones al diario 'El Mercurio'. "Nunca me dijo nada. El me contaba que los riesgos eran escasos por los avances de la tecnología, pero tengo claro que lo decía para dejarme tranquila a mí y mi hija", relató su esposa. 18 Esteban Rojas Carrizo, de 44 años de edad, se ha convertido en el decimoctavo minero en abandonar el refugio de la mina San José, en el norte de Chile, donde ha permanecido atrapado durante más de dos meses. Rojas Carrizo prometió a su mujer, que le esperaba a la salida, casarse por la Iglesia. El minero se arrodilló para rezar nada más abandonar la cápsula 'Fénix II' que le trasladó desde casi 700 metros de profundidad. El hombre, casado y con tres hijos, solo llevaba trabajando tres meses en el yacimiento del desierto de Atacama cuando se produjo el derrumbe de la mina que dio lugar a su encierro. Padece hipertensión, por lo que durante los más de dos meses que ha permanecido bajo tierra ha recibido atención médica. Pensaba retirarse después del 18 de septiembre. De hecho, sus familiares consideran una "premonición"el hecho de que decidiera entregarles de forma anticipada los regalos del día del niño a sus hijos, antes de entrar a la mina.

17 Omar Reygadas Rojas, de 56 años de edad, ha sido el decimoséptimo minero en abandonar el yacimiento de San José, en el norte de Chile, y el primero del llamado grupo de los más fuertes, con lo que quedaría por rescatar menos de la mitad de los operarios. A su salida de la cápsula 'Fénix II', el minero se ha abrazado a uno de sus hijos y se ha arrodillado para dar las gracias a Dios por sobrevivir al derrumbe de la mina y ser finalmente rescatado. Para Reygadas Rojas, viudo con seis hijos, 14 nietos y tres bisnietos, éste es el tercer encierro que sufre en una mina, después de 30 años de trabajo en la minería, aunque sólo dos en la explotación de San José. 16 Daniel Herrera, el minero más "regalón"(mimado), fue recibido hoy en la superficie por su madre, Alicia Campos, de la que estuvo separado durante los 70 días que duró el encierro a 700 metros de profundidad en una mina en el norte de Chile. Herrera, que se convirtió en el decimosexto minero en ser rescatado, nunca había estado tanto tiempo separado de su madre, con la que vive y quien le llama "osito gominolas"porque es "regalón con todas las letras". Nada más poner el pie en la superficie le dio un prolongado abrazo con el que tanto tiempo llevaba soñando, tras lo cual saludó a la Primera Dama, Cecilia Morel, y al ministro de minería chileno, Laurence Golborne. Ex taxista y conductor de camiones en la mina, Herrera emergió a bordo de la cápsula "Fénix 2"a las 12:49 horas (15:49 GMT), sólo 42 minutos después de Víctor Segovia, que le precedió. Este joven introvertido de 37 años, que trabajaba en la mina San José desde hace siete meses, recibió, estando bajo tierra, una camiseta firmada por los jugadores del Audaz Italiano, equipo del que es seguidor.

15 Víctor Segovia Rojas, un electricista padre de cinco hijas, se ha convertido en el decimoquinto rescatado. Segovia, de 48 años, se ha fundido nada más salir en un abrazo con uno de sus familiares y a continuación ha conversado brevemente con el presidente chileno, Sebastián Piñera, que le ha dado la "bienvenida a la vida". Este minero se ha encargado de recoger por escrito en un diario la experiencia que han vivido a 700 metros de profundidad y tiene la intención de publicar un libro. 14 Víctor Zamora Bugueño, que durante 70 días de encierro se convirtió en el "poeta"y bromista de los 33 mineros atrapados en una mina en el norte de Chile, fue hoy el decimocuarto trabajador en salir a la superficie. Emergió 11:30 horas (14:30 GMT), sólo 36 minutos después que el trabajador que le precedió, Carlos Barrios. Durante el encierro y pese a haber sufrido dolor de muelas a causa de la desnutrición, este mecánico que el 10 de octubre cumplió 34 años bajo tierra nunca perdió el buen humor, por lo que es conocido por su personalidad alegre y por ser "bueno para la talla (divertido, cómico)". Dentro de la mina, Zamora, que pertenece a una familia de mineros y cuyo tío murió hace años en la mina Rodesia al desplomarse un ascensor, también se ha destacado por su talento para escribir poemas. En el momento del accidente trabajaba como ayudante de fortificación y no debía estar en el interior de la mina, adonde se adentró para arreglar un vehículo. El joven, natural del pueblo minero de Tierra Amarilla, al norte de Chile, fue recibido a la salida por su hijo, de 4 años, y su esposa, que lleva tres meses embarazada y con la que se fundió en un largo abrazo. 13 Carlos Barrios Contreras, de 27 años, es el decimotercer minero rescatado. Barrios ascendió en la cápsula poco después de que bajara a la mina otro rescatista para relevar a uno de sus compañeros. Poco después de salir al exterior se fundió en un abrazo con su padre. El minero es soltero, pero es padre de un niño de cinco años y en el momento de su rescate desconocía que su pareja estaba embarazada de nuevo. El 'Vichuca' para los suyos y quien juega de delantero en un equipo de fútbol local, procede de una familia de mineros. Once de sus tíos han trabajado en la mina. Aparte, su madre, fumadora desde hace 40 años, había hecho la promesa de que dejaría de fumar si su hijo era rescatado con vida, por lo que este miércoles se ha fumado su último cigarro.

12 Edison Peña Villarroel, de 34 años, es el duodécimo minero rescatado de la mina chilena de San José, donde 33 trabajadores permanecían atrapados a unos 700 metros de profundidad desde el pasado 5 de agosto. Peña, un fanático de Elvis Presley y Tom Jones, es uno de los deportistas del grupo y uno de los pocos que no proceden de un familia de mineros. A la salida de San José abrazó a su pareja, Angélica, por la que emigró en su momento al norte del país y que fue quien le encontró trabajo en la mina. También abrazó a los presidentes de Chile y Bolivia, Santiago Piñera y Evo Morales.

11 Jorge Galleguillos, de 56 años, salió de la cápsula "Fénix 2"a las 09:31 horas (12:31 GMT), sólo 39 minutos después que Álex Vega. alleguillos, que lucía una tupida y canosa barba, se abrazó con uno de sus hermanos. El trabajador, que sufre de hipertensión y padeció una leve depresión durante parte de los 70 días en que permaneció en el fondo de la mina San José, a 700 metros de profundidad, es entre los 33 uno de los que más bajó de peso. También es un amante de la música folclórica, que para las pasadas fiestas patrias, el 18 de septiembre, había pedido una guitarra, pero debió conformarse con música envasada en un pendrive. Sin embargo, este "minero de toda la vida"como señalaron sus familiares, se las ingenió para aparecer en un vídeo zapateando una cueca, el baile nacional de Chile. 10 Alex Vega Salazar, de 31 años, es el décimo minero rescatado. Vega, familiar de mineros, casado y padre de tres hijos, fue recibido en el exterior por su esposa, Jessica Salgado, con la que se fundió en un estrechísimo abrazo. Mecánico de maquinaria pesada y con nueve años en la mina, sufre hipertensión e insuficiencia renal y, según su hermano, padece una úlcera nerviosa y dolores de espalda a causa de la ansiedad. Pasadas diez horas desde el comienzo de las operaciones de rescate, aún quedan 23 mineros en el interior del yacimiento San José, en el desierto de Atacama (norte de Chile). Los presidentes de Chile, Sebastián Piñera y de Bolivia, Evo Morales, presenciaron hoy la salida a la superficie del undécimo minero rescatado del grupo de 33 trabajadores atrapados desde el pasado 5 de agosto en una mina del norte de Chile.

9 Mario Gómez Heredia, de 63 años, es el noveno minero rescatado de la mina chilena de San José. Gómez salió con el pulgar levantado y con una bandera de Chile firmada por el resto de los mineros, además de un rosario colgado al cuello, y fue recibido con el grito "ceacheí", con que se identifica a los hinchas del club de fútbol Universidad de Chile. Posteriormente se fundió en un fuerte abrazo con su esposa, Lilian Ramírez, y los médicos le pusieron una mascarilla especial de oxígeno. El caso de Mario Gómez es el "más serio"porque padece silicosis, según explicó el ministro de Sanidad, Jaime Mañalich. El minero fue extraído al exterior con dispositivos especiales de suministro de oxígeno y broncodilatadores, añadió.

8 Claudio Yáñez Lagos, quien recibió una propuesta de matrimonio de su novia mientras estaba atrapado a 700 metros bajo tierra en la mina San José, en el norte de Chile, se convirtió en el octavo minero rescatado. De 34 años y nacido en Santiago, Yáñez le prometió a su novia Cristina Núñez, con quien tiene dos hijas en una relación de diez años, que se casarían tan pronto como saliera desde los 700 metros de profundidad en que se encontraba junto a sus 32 compañeros desde el pasado 5 de agosto. Operador de taladro en la mina San José, Yáñez emergió a bordo de la cápsula "Fénix 2"a las 07:02 horas (10:02 GMT), sólo 40 minutos después que el trabajador que le precedió, José Ojeda. Claudio "es de carácter difícil", dijo Cristina Núñez al explicar porqué se resistía a aceptar a su novio como marido, aunque subrayó que "es un muy buen padre" y que ahora sí quiere casarse con él. A la salida, fue abrazado por su novia y sus hijas, una de las cuales captaba la escena con una cámara de vídeo.

7 José Ojeda ha salido a la superficie. diabético y de 45 años de edad, fue el autor del mensaje "Estamos bien en el refugio, los 33", mediante el que comunicaron al exterior que se encontraban con vida. El minero ha enarbolado una bandera chilena tras salir de la cápsula y ha abrazado a varios familiares.

6 Osmán Araya, el sexto minero en ser rescatado ha salido a la superficie después de hacer un recorrido de catorce minutos en la cápsula 'Fénix II'. El minero fue recibido por su esposa, a quien abrazó y besó con lágrimas en los ojos, en uno de los momentos más emotivos vividos hasta ahora junto a ese yacimiento situado en el norte de Chile. "Muchas bendiciones para todos", declaró Araya tras abrazar a su mujer y al ministro de Minería, Laurence Golborne. Araya tiene 30 años, está casado y tiene dos hijos. Trabajaba en la mina desde hacía cuatro meses.

5 Jimmy Sánchez, que con sus 19 años eS el más joven de los 33 mineros, se convirtió en el quinto trabajador en ser rescatado de la profundidad. Padre de un bebé de tres meses al que apenas alcanzó a conocer, Jimmy quiere casarse con su novia Helen Ávalos, de 17 años, aunque hasta ahora ha topado con la oposición de su padre, Juan Sánchez. "El 5 de agosto estaba perdiendo un hijo, hoy estoy ganando un hombre", comentó el padre mientras esperaba el rescate de su hijo, de quien aseguró sentirse orgulloso. El joven, que llevaba cinco meses trabajando en la mina al ocurrir el accidente, cuatro de ellos manejando explosivos, estudia en un colegio nocturno para completar su enseñanza media, el primer paso en su propósito de mejorar sus condiciones de vida. Hincha del club Universidad de Chile, durante su encierro recibió una camiseta firmada por todos los jugadores del equipo y saludos de la barra. Al salir, llevaba una bandera del club con la consigna "Más que una pasión, un sentimiento". Su padre, el primero que lo abrazó, también vestía una camiseta del club universitario, mientras del grito de rescate salían gritos de simpatía, mezclados con otros, en broma, a favor del Colo Colo.

4 El boliviano Carlos Mamani, de 23 años, se convirtió hoy en el cuarto rescatado del grupo de 33 mineros atrapados a 700 metros de profundidad en un yacimiento de la norteña región chilena de Atacama. Mamani, único extranjero en el grupo de atrapados, salió a las 03:08 horas locales (06:08 GMT). Casado con Verónica Quispe y padre de una bebé de un año y cuatro meses, Mamani llevaba sólo cinco días trabajando en la mina San José cuando el derrumbe del 5 de agosto lo convirtió en uno de los protagonistas de esta inédita historia de resistencia humana en las más adversas condiciones imaginables. 3 Juan Illanes, de 52 años, es el tercer rescatado del grupo. La cápsula "Fénix 2", con Illanes en su interior, emergió a la superficie a las 02:07 horas (05:07 GMT), 58 minutos después del final del segundo viaje, en el que transportó a Mario Sepúlveda, de 39 años. Juan Illanes, un ex militar, casado y con dotes de liderazgo, cumplió 52 años durante su encierro, el pasado 19 de septiembre y fue recibido a la salida de la mina por su esposa, Carmen Baeza, quien nerviosa, se abrazaba al presidente chileno, Sebastián Piñera, en los minutos previos. "¡Vamos Illanes!, ¡Grande Illanes!", animaban los miembros del grupo de rescate al minero en los últimos metros del ascenso. Cuando abandonó la cápsula, se escucharon los acostumbrados gritos de "¡Cheacheí, Chi, Eleé, Lé, Viva Chile! En los primeros días tras el derrumbe, Illanes arengó a sus compañeros de que sólo con disciplina y organización podrían salir adelante, lo que fue bien acogido por los atrapados, que, sin embargo, prefirieron como líder al topógrafo Luis Urzúa.

2 Mario Sepúlveda, un electricista de 39 años, llegaba a la superficie una hora después desde las profundidades de la mina haciendo gala de un gran sentido del humor y un extraordinario dinamismo. Sepúlveda, que ofició de "animador"en los vídeos en que los atrapados describían las condiciones de su encierro, gritaba sarcásticamente desde la jaula "¡Ya, pueh!". Los alaridos de Sepúlveda se escucharon nítidamente en la superficie y provocaron las carcajadas de los rescatadores y las autoridades, necesitadas a esa altura de la noche de una vía de escape de la tensión acumulada a lo largo de la jornada. Ya arriba, antes de abandonar la cápsula, gritó "¡Viva Chile, mierda¡" y empezó a regalar piedras que sacó de un morral que llevaba consigo desde el fondo del pozo.

En un arrebato de espontaneidad, Sepúlveda comenzó a abrazar a todos los que le esperaban en la plataforma, e inadvertidamente dejó casi para el final al presidente chileno, Sebastián Piñera, a quien el corpulento minero "estrujó"en tres ocasiones. Como Ávalos, Sepúlveda fue recibido con ansiedad y cariño por su esposa, Elvira Valdivia, y sus dos hijos, tras fue trasladado en camilla al lugar donde le practicaron el primer chequeo médico. Su padre dijo a los periodistas que estaba "contento, orgulloso y emocionado", y celebró que su hijo saliera con un estado anímico "muy bueno". "Si lo dejan libre en un rato andará por aquí", dijo en alusión a la vitalidad de la que hizo gala el segundo de los rescatados.

Los familiares rompieron a llorar y se fundieron en abrazos con él, mientras una sirena alertó al campamento "Esperanza"de que el salvamento más milagroso de la historia de la minería había comenzado con éxito. El ministro de Salud, Jaime Mañalich, lo acompañó hasta una camilla y fue conducido hasta un pequeño contenedor cercano al punto donde la cápsula alcanzó la superficie para ser sometido a un primer análisis médico.