Aznar apuesta por líderes que vean «más allá del futuro inmediato»

El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha apostado por un liderazgo basado en las ideas, "en una aprehensión de la realidad sin trampas", y por líderes que ven "más allá del futuro inmediato", que piensan "en las consecuencias de sus decisiones y acciones en el largo plazo". 

Durante su intervención en la 36 edición del Foro Ambrosetti, el presidente de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) ha abogado además por un liderazgo comprometido con fundamentos morales y éticos. "Sin ellos, sin la claridad moral e intelectual para distinguir el bien del mal, el liderazgo degenera fácilmente en tiranía o en manipulación", ha matizado.

En su discurso, el ex presidente ha recordado además que e liderazgo es "un bien escaso y necesario en todo tiempo, pero en especial en tiempos de cambio y confusión como los que vivimos". "El liderazgo es esencial para que los grupos humanos consigan superar las dificultades y encarar con éxito los desafíos", ha subrayado

Liderazgo y desarrollo
El ex presidente español ha relacionado además el tema del liderazgo con el desarrollo. En este sentido, se ha referido a la "necesaria dimensión ética"del desarrollo sostenible, y ha recalcado que "si no hay una sociedad abierta, democrática y libre, no puede hablarse de verdadero desarrollo".

"No basta simplemente con tener un índice de renta per cápita espectacular, generado quizás por la venta de una materia prima muy demandada", sino que, por contra, "el desarrollo necesita instituciones que garanticen los derechos y libertades de las personas", ha puntualizado.

En esta línea, el ex presidente se ha referido al comunismo europeo, "que exhibía un crecimiento aparentemente espectacular que terminó generando en miseria. "La historia nos ha dado muestras de desarrollos de aspecto espectacular en la inmediatez pero que, sin embargo, han puesto de manifiesto con el tiempo su fragilidad e inestabilidad y, por ello, su falta de consistencia. En definitiva, falsos desarrollos impulsados muchas veces por liderazgos con pies de barro", ha explicado Aznar.

El presidente de FAES ha abogado en este sentido por las sociedades abiertas y los líderes comprometidos para garantizar el desarrollo sostenible. "Hoy en día, la preocupación por el medio ambiente está generalizada en las sociedades desarrolladas y libres. Las que no lo son bastante tienen con luchar por lograr su desarrollo y, sobre todo, porque se respete su libertad", ha argumentado.

En su opinión, "preservar ese legado único que es la naturaleza y hacer posible a la vez la mejora de las condiciones de vida de todas las personas requiere conocimiento". "Y el conocimiento -ha proseguido-, como bien nos enseñó Popper, sólo se promueve en sociedades abiertas donde la iniciativa de las personas, su seguridad y sus derechos estén garantizados y en donde la crítica sea posible".

Por último, el ex jefe del Ejecutivo español lamentó que hoy haya también "quien intente acallar cualquier voz crítica"en torno a este debate o "que no se amolde a la dictadura de lo políticamente correcto". "Por desgracia, los inquisidores no son cosa del pasado", ha aseverado.

El Foro Ambrosetti, que tradicionalmente se celebra en el lago de Como-Cernobbio, también contó con la participación del presidente de Israel, Shimon Peres; el prestigioso economista francés Jean Paul Fitoussi; el empresario y conocido 'gurú' económico Jonas Ridderstrale; y el director general y consejero delegado del grupo bancario Intesa Sanpaolo, Corrado Passera.