MENÚ
martes 23 julio 2019
18:36
Actualizado

Su hijo, su abogado y dos reporteros alemanes, detenidos por la Policía

Irán reprime a los defensores de Sakineh

No han vuelto a casa. Sus móviles están apagados. Tanto el hijo de Sakineh Ashtiani como su abogado están en paradero desconocido. Sus familiares se temen que las autoridades iraníes los hayan arrestado. El caso es que desde las 19:00 (hora local) del domingo no han dado señales de vida.

  • Irán reprime a los defensores de Sakineh
  • Detenidos en Irán el hijo de Ashtiani y su abogado
    Detenidos en Irán el hijo de Ashtiani y su abogado

Tiempo de lectura 4 min.

11 de octubre de 2010. 12:06h

Comentada
12/10/2010

Desde Alemania, Mina Ahadi, portavoz del Comité Internacional en contra de la Lapidación, consiguió una entrevista para una agencia de noticias germana con Sajjad Ghadrezadeh Ashtiani, de 22 años, y el defensor de su madre, Houtan Kian, como protagonistas. Sobre las 18:00, los dos periodistas alemanes (un fotógrafo y un reportero) coincidieron en la calle con Sajjad y juntos subieron a la oficina de Kian. No querían utilizar a un intérprete local, por miedo a que los delatara, y Ahadi se ofreció a hacer de traductora desde Berlín.

Según cuenta Ahadi, iraní de nacimiento, «estábamos en la tercera pregunta cuando al periodista le cambió la voz, se le quebró. Después escuché mucho ruido. La Policía entró en el despacho y finalmente me dijo que tenía que colgar». Ahadi estuvo intentando localizarlos durante todo el día. Ningún teléfono daba tono.

«Estamos muy preocupados. Ni Sajjad ni Houtan han vuelto a sus hogares y los alemanes no durmieron en su hotel», contó a LA RAZÓN Maryam Namazie, también activista y portavoz de Irán Solidaridad. «Farideh, la hermana pequeña de Sajjad, de 17 años, ha ido esta mañana (por ayer) a la prisión de Tabriz a preguntar por su hermano. Las autoridades le dijeron que allí no le tenían».

Por la tarde, las autoridades judiciales persas confirmaron que habían detenido a dos «extranjeros». «Se habían hecho pasar por reporteros y sin embargo entraron en Irán con el visado de turista. Fuimos informados de que los dos planeaban entrevistar a la familia de Ashtiani», señaló el fiscal general, Gholam Hossein Mohseni-Ejehi.

Para Namazie, el que Ahadi estuviera al otro lado del teléfono ha sido clave para movilizarse rápidamente y encontrarlos lo antes posible. «Por desgracia Sajjad se temía que le iban a arrestar tarde o temprano. La semana pasada pidió asilo para él y su hermana en Italia. De hecho, al pensar que era inminente, Ahadi y yo nos reunimos con la vicepresidenta del Parlamento europeo, Roberta Angelilli, para entregarle una carta de Sajjad. Ella estaba al tanto del tema y nos prometió que mediaría con el ministro de Exteriores italiano».

En la misiva del hijo de Sakineh Ashtiani, la mujer condenada a la lapidación por un supuesto delito de adulterio, Sajjad explicaba que su madre no había visto a su abogado desde el 11 de agosto; que en los últimos días las Fuerzas de Seguridad requisaron documentos de la oficina de Kian; que las autoridades estaban más preocupadas en buscar nuevos cargos que en indultar a Sakineh, y que habían sido amenazados por las intervenciones en defensa de su madre.


Las detenciones, hora a hora

19:00 hs

Mientras Sajjad G. Ashtiani y el abogado de su madre, Houtan Kian, eran entrevistados por dos periodistas alemanes, la Policía iraní entró en la oficina de Kian y se los llevó.

Hasta las 00:00

Al otro lado del teléfono estaba Mina Ahadi, haciendo de intérprete para los reporteros. Tras decirle que tenía que colgar, Ahadi intentó ponerse en contacto con todos. Sus móviles estaban apagados.

11-10-2010

La otra hija de Sakineh, Farideh, se acerca a la cárcel de Tabriz a preguntar por su hermano (abajo, izquierda). Las autoridades no saben nada de él ni de Kian (abajo derecha).

15:00 hs

Sobre las tres de la tarde de ayer, las autoridades judiciales iraníes reconocen que han detenido a dos extranjeros. «Se hacían pasar por periodistas  y sin embargo entraron en el país con visado de turista», confirmó el fiscal general, Gholamhossein   Mohseni-Eje, quien estaba advertido de la entrevista a «familiares de Sakineh Ashtiani».

Últimas noticias