Cerdá pide «normalidad» en las reglas de explotación

El consejero cree que es necesario un Pacto Nacional del Agua para «corregir el déficit hídrico».

Rosario Quesada y Antonio Cerdá, durante la firma del convenio
Rosario Quesada y Antonio Cerdá, durante la firma del convenio

MURCIA- El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, afirmó ayer que «es necesario recuperar la normalidad» en el funcionamiento de las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura tras superar el período de sequía, por lo que pidió al Gobierno de España el cierre de los pozos de sequía y de las desaladoras porque «hay agua más que suficiente para trasvasar». El responsable de Agua del Gobierno regional realizó estas declaraciones tras ser preguntado por la celebración del Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía, que se conmemoró ayer, durante la firma de un convenio de colaboración con la Confederación Hidrográfica del Segura para actuaciones ambientales. Cerdá aseguró que «no tiene ningún sentido» utilizar en estos momentos el agua de pozos de sequía y desaladoras porque «no hay necesidad». Añadió que «si tenemos el agua más cara es porque hay un capricho político de que tenemos que abastecernos del agua de las desaladoras», y remarcó que con el agua del trasvase «se abarataría el precio». Antonio Cerdá subrayó que es necesario un Pacto Nacional del Agua para «corregir el déficit hídrico» de zonas de sequía como la Región de Murcia. Remarcó que la sobreexplotación de acuíferos «es el mayor problema ambiental que tiene actualmente la Región», por lo que apuntó que «es imprescindible actuaciones que corrijan esta situación».Por otro lado, el titular del ramo firmó un convenio de colaboración con la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Segura, María Rosario Quesada, para desarrollar actuaciones de restauración y protección del entorno natural. El acuerdo prevé una inversión de 20 millones de euros en obras, de los cuales el 70 por ciento serán a cargo del programa operativo Feder de la CHS, y el 30 por ciento restante correrá de la mano de los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma de Murcia.