OPINIÓN: Sacrificio y esfuerzo

 
 

Para el nuevo Gobierno de la Junta de Extremadura, el curso político comenzó el mismo día 22 de mayo en el que los extremeños decidieron votar por mayoría las listas del PP. No hemos dejado de trabajar en ningún momento por nuestros ciudadanos, y es ahora cuando debemos demostrar que la confianza que han depositado en nosotros no ha sido en vano. La columna vertebral de nuestro trabajo debe ser y es la creación de empleo. Acabar con el paro es una de las principales obsesiones. Es en el empleo donde se genera la riqueza necesaria para salir de la grave crisis.

No menos importante son la Sanidad y la Educación, dos de los pilares en los que se debe sustentar Extremadura. Ofrecer a los extremeños los mejores servicios sanitarios, e inculcar los mejores valores posibles para nuestros jóvenes es vital para el desarrollo de nuestra región. Los jóvenes son un sector clave para el futuro de Extremadura, y para el de todo el país. También debemos trabajar en la mejora de nuestras infraestructuras, puesto que posibilitarán un importante beneficio para todos los sectores económicos y sociales de Extremadura. Proyectos como el tren de alta velocidad impulsaran la imagen de los extremeños hacia el exterior y abrirá las puertas de nuevos mercados.

Un impulso que implícitamente se hará extensible a todo el territorio español. Esas mejoras servirán para facilitar la promoción de nuestra región y dar a conocer nuestro patrimonio, con lo que Extremadura seguirá creciendo como punto de referencia histórico, cultural y turístico. Cuidar de nuestra cultura y entenderla como un eje vertebrador de la sociedad extremeña se antoja necesario.

Hay que trabajar haciendo una política acorde con nuestros tiempos. Todos unidos con el mismo objetivo, debemos gestionar con austeridad, recuperando valores que se están perdiendo en política, como la capacidad de sacrificio, el esfuerzo compartido o la inteligencia política. Cada Autonomía debe encontrar su lugar en el mundo.
*Presidente Junta Extremadura