Rosario «una gitana negra» fiel a sí misma en «Raskatriski»

"Raska, raska, raskatriski, cusí, cusá, cusí, cusí, cusá", canta hoy Rosario, quien casi veinte años después del gato que hacía "uy, uy, uy", se declara "fiel al sonido Rosario"y publica un nuevo álbum, "Raskatriski", erigido sobre la base de sus recuerdos de infancia y con su inconfundible sello.

Rosario, «una gitana negra»  fiel a sí misma en «Raskatriski»
Rosario, «una gitana negra» fiel a sí misma en «Raskatriski»

 "Soy una gitana negra, desde la punta del pie hasta la cabeza", afirma la cantante en una entrevista concedida hoy a Efe, en la que ha hablado de sus nuevos temas, como "Gypsy funky"o "Cómo se pasa la vida".

"La vida es cortísima. ¿Dónde están esos 20 años?. Yo no los tengo ni en mi mente, ni en mi piel ni en mi corazón. Cuando te sientes bien y eres feliz, los años pasan rapidito", advierte.

Haciendo balance desde la publicación de su primer disco, "De ley"(1992), la cantante considera que ha consolidado un estilo propio, "que es lo más difícil y el regalo más bonito: que la gente sepa nada más escucharte que eres tú. Y yo quiero ser fiel a él. Sigo siendo fiel a Rosario", dice.

Desde aquel exitoso primer disco compuesto por su hermano Antonio, ha habido además una evolución en la que la propia Rosario se ha consolidado como autora. Su firma estaba detrás de los recordados "Qué bonito"o "Cómo quieras que te quiera"y ahora también lo está en todas las canciones de su último trabajo.

"Mi hermano me diría que no tengo ni idea, se metería conmigo. Si él estuviese conmigo, habríamos hecho maravillas en la música, porque él era un poeta y yo ni me atrevo a ponerme a su altura", opina.

Sea como fuere, el largo espacio de tiempo transcurrido desde su último disco de canciones inéditas, "Contigo me voy"(2006), jalonado por un grandes éxitos, otro álbum de versiones y un celebrado dueto con Estopa ("Run run"), le ha permitido llegar hasta "Raskatriski"cargada de temas nuevos, que presenta de la mano de su productor de siempre, Fernando Illán.

"Estoy cambiando"es su carta presentación, en el que de alguna forma le pide público que le siga acompañando como en los últimos años. Otro tema importante del álbum es el que le da título y que nace de una estrofa que se entonaba en su casa.

"Creo que el "Raskatriski"es la primer noción musical que tengo. Mis padres se morían de risa de verme tan chica bailándolo. Sólo recordaba una parte y en una reunión de amigos un día empecé a cantarlo y me animaron a inventar todo lo demás", explica.

Otras canciones son "Cómo te quiero"(inspirado por su hija) o "Un sólo corazón", del que dice que se lo cantaría al presidente francés, Nicolas Sarkozy, (quien anunció un plan de expulsiones de los gitanos rumanos de su país) "y al mundo entero".

"Estamos creando un mundo sin piedad, falso y de mentira y, como sigamos así, nos extinguiremos. Me preocupa muchísimo el mundo que les voy a dejar a mis hijos. Estamos ciegos por el poder y no miramos las cosas buenas de la vida", reflexiona.

La artista ya piensa en las presentaciones en directo, que ha iniciado en Barcelona con éxito de público. "Soy una artista de escenario. Allí soy energía pura. Ojalá me dure veinte años más", pide.

De cara al futuro, queda pendiente un dueto junto a su eterna amiga Marta Sánchez, que se anunció pero que no se pudo incluir en el último disco de ésta, "De par en par".

"Tenía mucho trabajo y no llegué a tiempo. Ella ya tenía a muchos artistas y no quedaban muchas canciones para elegir, así que decidimos que me guardara ahí en la manga para otro momento", explica.

Aquella oportunidad pasó, pero Rosario comenta visiblemente emocionada otra colaboración que podría ver la luz en breve y que conecta directamente con ese espíritu negro del que presume.

El productor estadounidense Narada Michael Walken, responsable de temas emblemáticos de Whitney Houston ("I wanna dance with somebody") o Starship ("Nothing's gonna stop us now"), la llamó a ella y Antonio Carmona para que vieran el proyecto en el que trabajaba aquí en España.

"Grabamos una canción maravillosa en el estudio, de la que no puedo decir nada aún por si sale", revela de forma cauta.