Mueren en un incendio 11 perros encerrados en una zona vallada de Cartagena

Once perros que se encontraban encerrados en una zona vallada de Molinos Marfagones, en Cartagena, han muerto abrasados durante un incendio originado por causas que no han trascendido, y en cuya extinción ha sufrido quemaduras en el cuello un bombero.

Según un comunicado remitido hoy por el ayuntamiento, el incendio se inició a las 17.00 horas de ayer en el cobertizo de una parcela del paraje de Los Pinos, que tenía gran acumulación de chatarras y enseres y que está situada cerca de la residencia de ancianos Los Almendros.

Una llamada al "112"realizada desde la citada residencia, situada a unos 150 metros del foco del incendio, alertó del fuego ante la posibilidad de que afectara a sus instalaciones y fuera necesaria su evacuación.

Según las fuentes, los bomberos del parque de Cartagena se desplazaron a la zona del siniestro y encontraron una gran carga de fuego, que requirió la presencia de dos vehículos nodriza, una autobomba y un vehículo ligero.

El fuego afectaba a dos zonas valladas, de unos mil metros cuadrados cada una, separadas por una carretera.

Cada uno de los vallados contenía palés de madera, chapas, colchones, taquillas y otros enseres, y en total había más de una veintena de perros que cuidaba el propietario.

Los bomberos montaron tres instalaciones en la zona de actuación y tardaron cerca de cuatro horas en extinguir las llamas, que abrasaron a once perros y causaron quemaduras en el cuello a uno de los nueve bomberos intervinientes, que fue trasladado al hospital para su revisión.