Merkel tiende la mano a Londres pero veta los eurobonos

Senadores de la Liga Norte protestaron con pancartas contra la subida de impuestos de Monti
Senadores de la Liga Norte protestaron con pancartas contra la subida de impuestos de Monti

Berlín/Roma- La canciller alemana, Angela Merkel, defendió ayer los acuerdos adoptados la semana pasada en Bruselas y pidió paciencia para solventar los desajustes estructurales que asfixian a la eurozona y su moneda. «Si tenemos paciencia, no sólo superaremos la crisis, sino que saldremos reforzados de ella», aseguró en el Parlamento, en una intervención en la que aprovechó para tender la mano a Reino Unido y remarcar su negativa a la emisión de eurobonos, que sigue considerando un «grave error».

A pesar del veto británico al nuevo tratado comunitario, la jefa del Gobierno germano aseguró que Londres va a seguir siendo un «socio importante», y recordó que «cualquier país de la UE» puede unirse al tratado cerrado en Bruselas, que persigue la unión fiscal y adecua una serie de mecanismos para combatir la crisis.

Las llamadas a la tranquilidad están fundamentadas porque, según la canciller, se están corrigiendo «los errores de fundación» de la UE. En este sentido, resaltó el compromiso del futuro presidente español, Mariano Rajoy, quien le aseguró que las medidas de ajuste seguirán implementándose en la cuarta mayor economía de la eurozona.

En peor situación se encuentra el nuevo Ejecutivo italiano. Su presidente, Mario Monti, acudió también al Senado a explicar los resultados de la cumbre, pero se encontró con una turbulenta sesión en la que fue interrumpido en varias ocasiones por los senadores de la federalista Liga Norte al grito de «menos impuestos», en protesta por el ajuste de 33.000 millones de euros y que incluye de nuevo el impuesto de bienes inmuebles, entre otras tasas.

A las revueltas políticas se suman las protestas en las calles. Italia afronta hoy una huelga de 24 horas en los transportes en un clima de inestabilidad que disparó su prima de riesgo. El Tesoro italiano tuvo que pagar ayer un interés récord del 6,47% para colocar 3.000 millones de euros que ofrecía en bonos BTP a 5 años.

 

El euro pierde el umbral de los 1,30 dólares
Madrid- El euro perdió ayer por primera vez desde enero pasado el umbral de los 1,30 dólares en plenas turbulencias generadas por la crisis de la deuda en la eurozona y coincidiendo con un nuevo récord en la rentabilidad de la deuda italiana. A media tarde, el euro bajó hasta los 1,2953 dólares, frente a los 1,31 de la jornada precedente. La moneda única también perdió posiciones frente al yen.

La creciente debilidad del euro en los mercados de divisas estuvo acompañada de una caída generalizada en las bolsas europeas, en especial la francesa, que cayó un 3,3%, y también contribuyó a reducir la demanda de euros. El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, dijo que la eurozona no está en crisis, y realzó la estabilidad el euro en un acto en Berlín con motivo de la celebración del décimo aniversario de la introducción de los billetes y monedas de esta divisa. «No tenemos una crisis del euro, lo que tenemos es una crisis y problemas en una serie de estados miembros», dijo.