Nati Abascal una madrina de largo y con mantilla por Jesús MARIÑAS

Abascal mantiene en secreto el modisto que vestirá a la novia como evidencia
Abascal mantiene en secreto el modisto que vestirá a la novia como evidencia

Aún no lo tiene decidido. O quizá sí, pero disimula. El caso es que Nati Abascal no suelta prenda sobre el vestido con que amadrinará a su primogénito Rafael el 16 de octubre en Sevilla. Si Nati siempre marca estilazo en semejantes celebraciones, se espera que esta vez eche el resto. Ella nada anticipa ni desvela aunque acaba de quedarse con tres Oscar de la Renta para los compromisos más inminentes, como el bautizo del hijo de Caritina Goyanes. Ahí no relumbrarán los pamelones de los que Nati siempre hace alarde y que superaron los trajes que eligió para el reportaje de «¡Hola!» sobre la manera en que deben vestir las invitadas a una boda. Como el despliegue fue publicado en el número extra de la boda de Lolita, más bien parecía remedo o advertencia de cómo algunas se arreglaron para el bodón. El caso es que la impronta de Nati en todo lo que toca queda como evidencia de refinamiento, imposibles para esa Carmen Lomana, que busca equipararse a ella. No sólo las distancian años, sofisticación, vivencias y mundo. Mientras que la sevillana es recibida con alborozo en cualquier salón, la leonesa siempre va a remolque, como esa tarde ferial donde me aseguró que había estado en casa de los duques de Segorbe «invitada a tomar un finito». Pero «Lomana iba acompañando a Beatriz de Orleans. Y no compartió con Ignacio Segorbe, sino con su esposa Gola», precisan. Le gusta adornarse de plumas ajenas y ella misma me confirmó la autenticidad de tan intrascendente hecho ahora aclarado. Pero volviendo al bodón del Duque de Feria, sé que Nati, llevará traje largo y mantilla. Es fiel al mantilleo que remata como otra prenda y se debería reimplantar como el uso de los guantes y el bonete. Son rasgos de exquisitez suprema. Nati es más aficionada al uso de picos o mantillas menos ampulosas que las que llegan a media pierna. Le parecen más llevaderas y agilizan los movimientos. Su hijo vestirá un chaqué gris perla muy «morning coat», al más puro estilo británico. Mantienen en secreto el modisto escogido para vestir de novia ilusionada a Laura Vecino, Nati les deja hacer. Por cierto, los de «Corazón», de La 1, copiaron el otro día detalles previos del enlace adelantados en esta columna, sin citar su procedencia, fieles a vestirse con méritos ajenos. La pagamos entre todos y encima no respetan el derecho de propiedad. Para que luego vengan Teddy Bautista y Sinde atosigando con los derechos de autor.