La ilusión de regresar a casa

Benzema se anima ahora que llega el momento de volver a jugar en Lyon, el mismo equipo que sacó al Madrid de Europa la temporada pasada

karim benzema disputa un balón a Toulalan en el partido de ida de la eliminatoria disputada la temporada pasada
karim benzema disputa un balón a Toulalan en el partido de ida de la eliminatoria disputada la temporada pasada

Madrid- Se acercan los fantasmas. Seis años de tragedias europeas pasan por delante de la vista de los jugadores del Real Madrid. Sólo Casillas y Sergio Ramos han estado en todas, pero la sensación es que todos han contribuido a la tragedia. Todos menos Adebayor, que vio caer al Madrid ante el Mónaco, el último año que alcanzó los cuartos de final, y ante el Arsenal.
Los fantasmas son colectivos, pero el Madrid intenta ignorarlos agarrándose a las buenas noticias de los últimos días. Aunque sean simplemente las pequeñas desgracias del Barcelona, como la derrota ante el Arsenal o la lesión de Valdés.
Otras novedades agradables le llegan desde dentro del vestuario, como el amago de recuperación de Benzema, que no se ha venido abajo por la llegada de Adebayor. El francés marcó un gol al Levante, el primero, y permitió al equipo relajarse a partir del minuto seis de partido. Un trabajo que el público del Bernabéu le agradeció con aplausos cuando se retiró a falta de cinco minutos para el final del encuentro.
Mañana, Karim vuelve a su casa, a Lyon, el lugar donde se ganó el fichaje por el Real Madrid, que lo prefirió a David Villa. «Estoy muy contento, pero todavía tengo la ambición de ser más fuerte en el terreno de juego y afirmarme con el Real Madrid o la selección francesa», advierte. Sus peores momentos han pasado. Falta el gol, pero empieza a encontrarlo. Con el Real Madrid y con su selección. Marcó el único gol del encuentro ante Brasil.
Karim encuentra la explicación para su mejoría en las enseñanzas de Mourinho. «Para mí, es un gran, grandísimo entrenador. Ha ganado muchos títulos y ha sacado a grandes jugadores. Él ha conseguido cambiar mi mentalidad. Ahora soy un luchador», afirmó en bwin.com, la web del patrocinador del club.
Hace un año, Pellegrini lo dejó en el banquillo al comienzo del partido en Lyon y sólo le permitió disputar unos minutos en la segunda mitad. No parece que Mourinho vaya a cambiar mañana los planes de Pellegrini la temporada pasada. Pero Karim no pierde el ánimo. Y sus mejores años en Lyon le sirven de referencia. «2008 para mí fue una buena temporada. Gané la Liga y la Copa de Francia. Ahora en 2011 estamos luchando por la Liga, la Copa del Rey y la Liga de Campeones. Así que espero que ganemos las tres copas», advierte.
Antes debe eliminar a su equipo de toda la vida. «El Lyon es un muy buen equipo y en la «Champions» ellos están a la altura de los grandes europeos. Creo que su arma es que, cuando juegan contra un equipo que en el partido es más fuerte que ellos, sacan lo mejor y son capaces de ponerse a su altura», afirma. Como hicieron la temporada pasada, con dos partidos extraordinarios del «Chelito» Delgado y de Lisandro López.
«Espero marcar contra el Lyon para hacer ganar a mi equipo», advierte. Sería su mejor homenaje para Ronaldo, el de toda la vida, su ídolo, ahora que ha anunciado su retirada.