Herrera propone alternativas a Zapatero para dar oportunidades al sector agrario

Por su parte, la portavoz socialista, Ana Redondo, acusa a la Junta de vender «humo» y pide apostar por el desarrollo rural.

Juan Vicente Herrera y la portavoz socialista Ana Redondo, durante el pleno de las Cortes, que hoy continúa
Juan Vicente Herrera y la portavoz socialista Ana Redondo, durante el pleno de las Cortes, que hoy continúa

Valladolid- El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, incidió en «la necesidad de una verdadera política de Estado, más comprometida» para salvar el sector agrícola y ganadero español. Fue la principal propuesta de Herrera, en las Cortes, en respuesta a una pregunta planteada por la por portavoz socialista, Ana Redondo, sobre el desarrollo rural castellano y leonés.Una exigencia, dijo Herrera, que ya asumen los gobiernos de Francia o Alemania, a la hora de defender los intereses de sus agricultores y ganaderos en Bruselas. Algo que, a juicio del presidente de la Junta, descuida el Ejecutivo presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, quien recordó que, pese a incluir como objetivo en la última Conferencia de Presidentes el encauzamiento de la PAC, durante la presidencia de la UE, «nada se ha hecho al respecto».De este modo, Herrera denunció que «el futuro de la PAC, a partir de 2014, es una incertidumbre» por la inacción del Gobierno de España, tras lo que reprochó a los socialistas que «han llegado a plantear que reciban las mismas cantidades los productores de secano que los de regadío», motivo por el cual calificó a los dirigentes de la formación que sustenta al Ejecutivo central, como «una catástrofe, la peor de las plagas».Herrera defendió el compromiso de la Junta con el sector, dado que se han aumentado los recursos dirigido al mismo, pese a la restricción presupuestaria, cuando el Ministerio de Medio Ambiente reduce medios y recursos.

Situación desesperadaLa portavoz socialista, Ana Redondo, lamentó la «situación desesperada» por la que atraviesa el campo castellano y leonés, donde, dijo, se han cerrado 6.000 explotaciones agrarias durante los últimos años, motivo por el cual reprochó a Herrera que «venda humo, en lugar de ejercer sus competencias exclusivas con el mismo ímpetu que vive la oposición al Gobierno».En este contexto, recordó la promesa de su administración de añadir mil jóvenes al campo cada año o la posibilidad de reconocer la titularidad compartida de explotaciones agrarias, porque «las mujeres del medio rural sólo reciben de usted palabras que se lleva el viento». Así, exigió a la Junta que haga del Desarrollo Rural un eje central de su política, para equilibrar el territorio, dejando a un lado las «medidas inconexas» que se aprueban, que constituyen una «maraña» y una «prueba de que se ha perdido el rumbo».