Ocho heridos tras la explosión en una tienda de ropa de Barcelona

Ocho personas, entre ellas cinco bomberos y un menor de edad, han resultado heridos de diversa consideración en una explosión que se ha producido esta tarde en una tienda de ropa en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi de Barcelona.

Los cinco bomberos que han resultado heridos están en observación en el Hospital Clínic y podrían ser dados de alta durante la noche o por la mañana, cuando se ofrecerá un nuevo parte médico, según han informado fuentes de este centro

Ocho personas, entre ellas cinco bomberos y un menor de edad, han resultado heridos de diversa consideración en una explosión que se ha producido esta tarde en una tienda de ropa en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi de Barcelona. Según ha informado el Ayuntamiento de Barcelona, de los ocho heridos, cinco son bomberos y el resto son un hombre, un niño y una mujer con heridas de carácter leve.

Los cinco bomberos heridos han sido trasladados al Hospital Clínico, mientras que, de los otros tres heridos, dos han sido trasladados al Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona y el tercero ha sido dado de alta 'in situ', tras ser atendido en el lugar de los hechos, según el Sistema de Emergencias Médicas (SEM). 

La explosión de este lunes en una tienda de ropa de segunda mano del número 24 de la calle Santa Amlia del distrito Sarri-Sant Gervasi de Barcelona se ha producido cuando los bomberos han abierto una puerta del interior del local, lo que ha provocado la onda expansiva que ha dejado a ocho personas heridas, entre ellas, cinco bomberos.

Según ha explicado en declaraciones a los medios el concejal del distrito, Joan Puigdollers, todavía se están investigando las causas de la deflagración y "todas las hipótesis siguen abiertas".

El fuego se ha iniciado a las 17.30 horas, los Bomberos de Barcelona han recibido el aviso a las 17.52, y la explosión se ha producido cuando ya estaba extinguido y se estaban realizando tareas de revisión.

La onda expansiva ha roto los cristales de la tienda y ha tirado al suelo las motos que había aparcadas en frente. Los Bomberos han inspeccionado el edificio y han determinado que no había ningún daño en la estructura, por lo que no han desalojado a los vecinos.

A las 20.30 horas, se ha reabierto la circulación en la vía, que había quedado cerrada al tráfico desde el momento de la explosión.