El «monstruo de Amstetten» dirigirá un negocio inmobiliario

Desde la cárcel y condenado a cadena perpetua, el «monstruo de Amstetten» ha obtenido permiso para un amplio proyecto inmobiliario, que incluye la construcción de 13 chalés adosados, un complejo de oficinas y un garaje subterráneo. Se trata de Josef Fritzl, el austriaco que, durante 24 años, violó y esclavizó a su propia hija, Elisabeth Fritzl, con la que tuvo siete hijos.

El Ayuntamiento ha autorizado un proyecto de chalés y oficinas de   Josef Fritzl, quien solicitó el permiso dos años antes de ser detenido
El Ayuntamiento ha autorizado un proyecto de chalés y oficinas de Josef Fritzl, quien solicitó el permiso dos años antes de ser detenido

El terreno donde se construirán estos edificios está a escasos minutos en coche de la casa familiar en cuyo sótano Elisabeth sufrió este largo y doloroso cautiverio.

Desde hace 18 meses, Josef Fritzl está internado en el pabellón de enfermos mentales de la prisión de Stein, cerca de Viena, condenado de por vida por los delitos de asesinato por omisión de socorro, esclavitud, violación, privación de la libertad, coacción grave e incesto. Ninguno de estos cargos es motivo para negar el permiso que Fritzl solicitó en 2006, dos años antes de que las atrocidades que cometió salieran a la luz.

Así lo ha explicado el alcalde de Amstetten, Herbert Katzengruber, quien ha asegurado comprender el malestar que la noticia ha provocado entre los vecinos, a la vez que ha justificado la decisión del Consistorio: «No teníamos ninguna opción de aplazar más la respuesta», explicó el alcalde, quien indicó que los trámites iniciados por el representante de Fritzl podrían conllevar una multa para el ayuntamiento, si éste negara el permiso, según informa Efe. Esto se debe a que nada en la ordenanza urbanística justifica rechazar la solicitud de obra que ahora gestiona el representante de Flitzl.