La Razon Solidaria: Trancas ganador de la semana

Trancas tiene mucha energía y necesita saltar y correr por el campo
Trancas tiene mucha energía y necesita saltar y correr por el campo

Trancas es un regalo de Javier a su novia. Ella quería un perro grande, que cuidase de la casa que comparten, en Sobradillo (Salamanca) y que les hiciera compañía. Entonces, la mascota de la tía de Javier tuvo una camada y él se llevó un cachorro. Desde ese momento, la vida de la pareja cambió. No esperaban que el perro les diese «tanta guerra», ni que les costase tanto controlarle. De hecho, ya ha cumplido dos años, y todavía no le dominan del todo. La única forma de que no haga destrozos en la casa es que esté agotado, pues, si se aburre, «se come los marcos de las puertas y el pedal o el faro de la bici» y está, por tanto, «todo el día dando la lata». Por ello, todos los días Javier da a su mascota uno o dos largos paseos en el campo. Cuando Trancas le oye llegar con el coche, se pone a dar brincos y a ladrar, hasta que su dueño consigue ponerle la correa. Entonces, tira de él con mucha fuerza, y a Javier le cuesta mucho sostenerle, pues «es muy impulsivo». Una vez el perro se ha calmado, su dueño le suelta y le deja que corra y salte a sus anchas. «Si le quitase la cadena antes, se alejaría y no me haría caso», asegura Javier.