La peor crisis de la familia en 10 años

Las escasas ayudas para los hogares y el impacto de la crisis han provocado este descenso de la tasa de natalidad.

.
.

Como si se tratara de las notas de junio, la estadística hecha pública ayer por el INE otorga un soberano suspenso al Gobierno en lo que a políticas familiares se refiere. En 2009, ni las madres extranjeras consiguieron maquillar la estadística: con 492.931 nacimientos, se produjo un descenso del 5% el año pasado con respecto al anterior, lo que supone la primera bajada en una década. También decreció el número de matrimonios en lo que es ya una caída en picado: 175.952 en 2009, un 10,8% menos respecto a 2008. Algo que se debe, en parte, a las dificultades que tienen los jóvenes para independizarse. Si en 2008 las madres residentes en España tenían 1,46 hijos de media, el pasado año la cifra descendió a 1,40. También se ha reducido esta cifra –un 6%– en las madres extranjeras. Algo significativo, teniendo en cuenta que, desde 2005, su tasa de fecundidad no paraba de crecer. Para el INE, el descenso es «el efecto combinado de una reducción progresiva del número de mujeres en edad fértil y de una menor fecundidad». La tasa descendió en todas las comunidades salvo Asturias, donde subió una décima.

La mortalidad, estableEn cuanto a la nupcialidad, de los 175.952 matrimonios celebrados, en un 21 por ciento (36.715) al menos uno de los cónyuges era extranjero: en un 46,8% un varón español y una mujer extranjera, y en un 32,1% a la inversa. En el 21,1% de esos casos los dos cónyuges eran de fuera de España. Por otro lado, se produjeron 3.412 uniones entre personas del mismo sexo –212 más que en 2008–. De lo poco que se mantiene estable es el número de defunciones: se registraron 383.486, un 0,7% menos que en 2008.Esta radiografía, según el INE, arroja como saldo que el crecimiento natural de la población en España se ha visto reducido. El saldo vegetativo –diferencia entre el número de nacimientos y defunciones– fue de 109.445, mientras que en 2008 fue de 134.305.Las asociaciones coincidieron en que la falta de ayudas «ningunea a las familias». El Instituto de Política Familiar señaló que el Gobierno socialista ha rebajado la ayuda por hijo para menores de 3 años en un 42%. Así, la subvención mensual por hijo pasa de 42 euros al mes a 24. «Y eso que sólo se concede a familias muy pobres, con ingresos inferiores a 10 euros por persona y día», añadieron. No han sorprendido los datos a la Federación Española de Familias Numerosas, donde creen que «no se está atendiendo a la familia como se merece». Su presidenta, Eva Holgado, estimó que el descenso de la natalidad es especialmente negativo en la coyuntura de crisis. «La familia es la única capaz de dinamizar la economía», afirmó, pues «aporta los futuros trabajadores y cotizantes». Y es que la escasez de nacimientos de hoy amenaza la viabilidad del sistema de pensiones de mañana. La Federación critica asimismo que las pocas ayudas que existían, como el «cheque bebé» de 2.500 euros, «vayan a desaparecer», lo cual repercutirá todavía más. Benigno Blanco, presidente del Foro de la Familia, destacó que «países europeos como Francia, Alemania o Gran Bretaña caminan ya en la línea» de las políticas de apoyo a la familia. «Son muy conscientes que las familias sólidas garantizan beneficios sociales muy relevantes, ahorrando al Estado ingentes cantidades», dijo.