El PSOE gira otra vez a la «izquierda»

Los socialistas llevan a sus propuestas una tasa para las transacciones financieras, medidas hipotecarias y una ley contra la xenofobia y el racismo

Duran Lleida, ayer, a las puertas del Congreso de los Diputados
Duran Lleida, ayer, a las puertas del Congreso de los Diputados

Madrid- Lo que no ha hecho Zapatero en los tres últimos años pretende hacerlo el PSOE hoy en el Congreso con sus propuestas de resolución del Debate de la Nación, acercarse a la izquierda progresista. Textos todos ellos que se someten a votación, pero no obligan a nada. Aún así quieren mandar un mensaje a quines les han abandonado en las urnas. ¿Cómo? Con una propuesta contra el racismo, otra sobre las medidas hipotecarias anunciadas durante el debate por Zapatero y uno más sobre una tasa que grave las transacciones financieras internacionales, además de la mil veces anunciada Ley de Transparencia. El grueso de las propuestas de resolución tienen que ver con el cambio de modelo económico, según el secretrio general del grupo, Eduardo Madina, quien intentará sacarlas adelante con sus habituales socios de PNV, CC y UPN.


CiU
Someterá a votación que el Tesoro gestione y avale las emisiones de deuda de las comunidades autónomas, autorizadas en función del cumplimiento de los objetivos de estabilidad y los límites de endeudamiento que se establecen en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). En materia laboral, el grupo catalán también insta al Gobierno a introducir nuevos incentivos para la generación de empleo como una subvención directa de 5.000 euros para los costos de contratación de un nuevo trabajador, además de una bonificación del 100% de las cotizaciones a los nuevos trabajadores autónomos durante el primer año. Invita además a revisar la legislación de los contratos a tiempo parcial para conseguir más flexibilidad y a elaborar un plan de austeridad, simplificación administrativa y transparencia de entes locales, en el que concreta la necesidad de realizar en seis meses un estudio para valorar la posibilidad de ampliar la participación de agentes privados en empresas públicas, principalmente en la SEPI.

PNV
Pide el traspaso de las líneas ferroviarias de interés local, infraestructuras «estratégicas» para el País Vasco y una inversión en I+D+i para el próximo año similar a la que contemplaban los Presupuestos de 2011. Con esta misma propuesta que en un plazo de un mes sea modificada la Ley de Sector Ferroviario para posibilitar la liberalización del transporte de viajeros por tren y que otros operadores «diferentes a Renfe, que actúa como un monopolio», puedan circular por las líneas generales. Exigen también al Ejecutivo una norma que atribuya a las comunidades autónomas las competencias en materia de crédito, banca y seguros, y que apueste por tres infraestructuras básicas para el País Vasco como, a su juicio, lo son el Eje Ferroviario Atlántico, el aeropuerto de Bilbao y el proyecto integrado de estación del AVE de San Sebastián.

ERC, IU-ICV
Hacen un claro guiño al 15-M y glosan en sus propuestas las reivindicaciones del movimiento, desde poner coto a la corrupción, la supresión de los viajes en preferente para los políticos a una ley de referéndum. En materia econímica, una tasa para las transacciones financieras y una agencia de rating europea.