Habrá agentes «encubiertos» para investigar patrimonios delictivos

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ha dictado una Circular sobre cómo deben llevar a cabo los miembros del Ministerio Público la investigación de patrimonios relacionados con la actividad criminal.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Madrid- El objetivo es asegurar esos bienes «para que puedan ser empleados en el resarcimiento de las víctimas perjudicadas por el delito».
En este sentido, la petición de comiso se extenderá a todos los «efectos, medios, instrumentos, bienes y ganancias provenientes del delito o falta, incautados en el curso de la tramitación del correspondiente procedimiento penal», con respeto, eso sí, al principio de proporcionalidad.
Los fiscales, además, podrán autorizar, en el ámbito de las diligencias de investigación, «el empleo de la técnica del agente encubierto», lo que deberán comunicarlo de forma «inmediata al juez».
Al respecto, Conde-Pumpido admite que tanto las autorizaciones de entregas vigiladas como las de utilización de la figura del agente encubierto, presentan numerosas particularidades en cada supuesto concreto, «por lo que es difícil establecer pautas concretas de actuación, más allá de las que se refieren al estudio pormenorizado de cada una de las situaciones y la prudencia en la adaptación de las mismas».
Junto a lo anterior, los fiscales deberán realizar una «exhaustiva» investigación para localizar los bienes del inculpado, y en el escrito de acusación deberán concretar la suma de la responsabilidad civil reclamada. Una vez dictada la sentencia correspondiente, «velarán para que se satisfaga completamente esa responsabilidad», destino al que irán los bienes que hayan sido comisados durante la investigación.