Mas reivindicará una nueva Lofca para el pacto fiscal

Un informe del Govern aboga por consagrar la «excepción» catalana

Mas, que ayer presidió la reunión del Consell Executiu, no participará hoy en los actos de conmeración de la fiesta de la Hispanidad
Mas, que ayer presidió la reunión del Consell Executiu, no participará hoy en los actos de conmeración de la fiesta de la Hispanidad

Barcelona- No hay ningún impedimento de orden constitucional para que Cataluña pueda aspirar a un pacto fiscal en la línea del concierto económico. Lo único que hay que hacer –y no es poco– es modificar la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (Lofca) para consagrar la excepción catalana o, en todo caso, usar el artículo 150.1 de la Constitución para ceder todos los tributos a la Generalitat. Esta es la síntesis de un informe elaborado por el Institut d'Estudis Autonòmics (IEA) que el Govern de Artur Mas ha hecho «suyo».

El portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, presentó ayer este informe que, a lo largo de 130 páginas, asegura que no hay barreras jurídicas que no se puedan superar para instaurar en Cataluña un sistema fiscal parecido al del País Vasco, es decir, un modelo que deje en manos del gobierno autonómico la recaudación, liquidación e inspección de todos los tributos y establezca, asimismo, una cuota de retorno para compensar las cargas que soporta el Estado (Defensa, diplomacia).

¿Un modelo solidario?
Y todo ello completando la cuadratura del círculo: sin que Cataluña deje de contribuir al la financiación del resto de comunidades. «Se podría configurar el nuevo sistema de financiación sin que una mayor disponibilidad de recursos para la Generalitat supusiera una menor disponibilidad de recursos para otras comunidades autónomas. Esto se podría hacer, o bien a través de la aportación de más recursos por parte del Estado al sistema de financiación común, o bien imputando la reducción de las aportaciones de la Generalitat a los cometidos generales del Estado y no a la solidaridad con otras comunidades autónomas», concluye el Institut d'Estudis Autonòmics.

La clave para obtener un sistema similar al vasco es, sin duda, la modificación de la Lofca. «El establecimiento en Cataluña de un modelo basado en el concierto debe articularse normativamente a través de una reforma de la Lofca en la cual se proclame la excepción del régimen de financiación común y, además, se regulen los rasgos más esenciales de este modelo», opina el IEA.

Los cambios en la Lofca servirían, por ejemplo, para «incorporar mecanismos que tiendan a favorecer al máximo el pacto bilateral» entre la Generalitat y el Estado. Sin embargo, el instituto admite que es difícil blindar la bilateralidad, a la que se le concede una gran trascendencia práctica: impide la supresión o la alteración del sistema por decisión unilateral del Estado.

Según el Institut d'Estudis Autonòmics, el nuevo modelo fiscal de Cataluña podría entrar en vigor sin que tan siquiera fuera necesaria la intervención del Consejo de Política Fiscal y Financiera –que agrupa a todas las comunidades de régimen común– porque el nuevo sistema catalán no tendría por qué significar variaciones en la suficiencia financiera de las otras autonomías, ni tampoco un cambio de sistema general.

El informe tampoco ve ningún inconveniente jurídico en el marco establecido por el Estatut ni en el derecho europeo porque, de hecho, ya habido sentencias comunitarias que han avalado el sistema fiscal vasco.

Este documento es uno de los pasos más significativos que ha dado el Govern, hasta la fecha, para buscar la consecución del nuevo pacto fiscal. Toda la estrategia, no obstante, está fiada a que el próximo Gobierno no tenga mayoría absoluta y que, por tanto, CiU pueda hacer valer su grupo de diputados para llevar a buen puerto esta reivindicación. Así como el IEA avaló ayer la viabilidad jurídica del pacto fiscal en la línea del concierto, otros expertos la han puesto en duda porque la Constitución sólo recoge las excepciones vasca y navarra.


La votación, después de la campaña
- El portavoz del Govern, Francesc Homs, aseguró ayer que se siente «cómodo» con la decisión del Parlament de retrasar la votación en pleno de las conclusiones de la comisión sobre el concierto económico para que no se celebre justo antes del inicio de la campaña electoral.
- En un primer momento, la intención de CiU y ERC era situar el debate sobre las conclusiones en el pleno de los días 2 y 3 de noviembre, a pocas horas del arranque de la campaña electoral de las elecciones generales, algo que PSC y PP reclamaron que se evitase y a lo que finalmente el Parlamento ha accedido.
- CiU espera que el nuevo plazo permita participar en el debate a las grandes asociaciones que agrupan a los municipios de Cataluña.


El informe del Govern
Tres conclusiones
1.- Constitucionalidad
Ee puede implantar en Cataluña un pacto fiscal similar al vasco sin caer en la inconstitucionalidad
2.- Solidaridad
Cataluña no tiene por qué dejar de ser solidaria con CC.AA. pero el Estado debe contribuir más.
3.- Nueva Lofca
Es la clave para un nuevo sistema fiscal en Cataluña, una nueva Lofca que proclame la excepción de la comunidad catalana.