Un hombre de 74 años mata a su mujer de 32 y baja a la calle a comprar cupones

Eran las diez de la mañana cuando un hombre de nacionalidad uruguaya y 72 años de edad bajó de su casa en el número 6 de la calle Gregorio Gea y fue directo a comprarle un «igual» a Manolo, el vendedor de la ONCE de la avenida de Burjassot de Valencia.

Los funcionarios del retén fúnebre retiran el cuerpo de la víctima
Los funcionarios del retén fúnebre retiran el cuerpo de la víctima

Valencia- El argumento no le pareció muy convincente al vendedor, pero desde luego era contundente: «dame un cupón que he matado a mi mujer». A partir de ahí, las versiones se multiplicaban conforme los vecinos las iban contando. Parece ser que el presunto asesino llamó a la Policía. Lo bien cierto es que está detenido y no ofreció resistencia. Había matado a su compañera sentimental, una joven boliviana de 32 años que hace dos, convivía con él.
Las discusiones, según la vecina de la puerta de enfrente, eran constantes, y esa misma noche los gritos les habían despertado a las dos de la mañana. No era raro: «el bebía bastante y las discusiones eran continuas». No eran muy conocidos en la finca y «no se relacionaban con casi nadie», pero «eran gente normal, muy a menudo paseaban juntos por la calle».
La víctima apareció en el pasillo con una puñalada en el corazón.
Por otra parte, al cierre de esta edición, la Policía informó de la aparición de un cadáver de una mujer española en Torrevieja con herida de arma blanca.