Chaves presume de «transparencia» para minimizar los ERE irregulares

Ni una sola mención a la trama de los ERE irregulares. El vicepresidente tercero del Gobierno y presidente del PSOE, Manuel Chaves, presumió ayer de «transparencia» en la apertura de la Convención Municipal que celebra el partido en Sevilla, aunque en ningún momento se refirió a los casos de expedientes laborales fraudulentos que vienen salpicando a varios cargos del partido.

El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, ayer en Sevilla
El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, ayer en Sevilla

Sin embargo, en el ambiente se respiraba cierta preocupación debido a la cercanía de las elecciones municipales y los posibles efectos de una trama que parece expandirse a pasos agigantados.

«No sería posible conseguir los objetivos de recuperación económica y transparencia de cuentas sin la contribución de los alcaldes y concejales socialistas», defendió Chaves, quien prefirió arremeter contra el PP para esquivar la polémica. «Hay quienes piensan que, mientras peor para los ciudadanos, mejor para ellos, que no tienen que mover un músculo, como Rajoy», señaló, no sin antes criticar la visión «mezquina y alicorta de los que sólo piensan en los votos y se montan en los lomos de la crisis».

Chaves fijó como pilar de las políticas socialistas la austeridad, «ésa de la que se lleva hablando todo el día el PP pero allí donde gobiernan no la hay». Y la palabra corrupción salió a la palestra, pero aplicada a los populares. «Cuando les afecta un caso de corrupción siempre arremeten contra los jueces, fiscales y policías», defendió. Además, tal y como vienen reiterando los dirigentes socialistas en relación con el escándalo laboral, «nosotros apartamos a los que hayan podido meter la mano. Ellos los vitorean, como cuando estuvieron aquí en Sevilla en su convención», remarcó en clara alusión al presidente valenciano Francisco Camps.

Ya en la mesa de trabajo posterior, instó a los concejales socialistas a ser «modélicos» a la hora de combatir la corrupción, aunque «siempre hay dos o tres concejales que dañan la imagen».
El consejero de Empleo, Manuel Recio, sí quiso entrar a valorar la polémica y garantizó que, «hasta el momento», su departamento ha detectado 39 casos de ERE irregulares, «ninguno más». Recio aseguró que la Junta no sabe aún qué cantidad de dinero puede estar detrás de estos casos fraudulentas porque el proceso de investigación todavía está abierto y mostró su intención de «perseguir hasta el último céntimo que haya podido ser malgastado».

«No se puede confundir la parte con el todo, la excepción con la regla», insistió el consejero, quien se mostró dispuesto a «poner en conocimiento de la justicia cualquier irregularidad que detectemos». Sobre los sistemas de control puestos en marcha por la Administración autonómica, señaló que «siempre han estado, están y estarán presentes». No obstante, «en algunos casos hay personas que los vulneran». Los casos denunciados por la Junta «no se dan porque no existieran elementos de control, sino que se burlaron», matizó.