Cuba lanzará un tratamiento contra el cáncer a base de veneno de alacrán

La empresa cubana de productos biológicos Labiofam anunció hoy en La Habana que ha concluido las investigaciones para el próximo registro sanitario y comercialización del medicamento "Vidatox", una terapia para tratar el cáncer basada en las propiedades del veneno de alacrán.

Los científicos cubanos han verificado que la toxina del veneno del alacrán Rophalorus Junceus, endémica de Cuba, tiene "un efecto analgésico, antiinflamatorio y antitumoral", según explicaron Pavel Pizart e Isbel González, director general y responsable de investigaciones de Labiofam, respectivamente.

Desde hace más de quince años esta empresa cubana, dedicada a producir vacunas y otros medicamentos, ha estado investigando para demostrar la eficacia contra los tumores de un tratamiento a base de toxina de alacrán.

Según los especialistas, Labiofam prevé para antes de finales de año la comercialización de un millón de dosis de "Vidatox", en su versión homeopática para administrar en gotas sublinguales, y prepara otra formulación del medicamento de tipo natural (tratado sin aditivos) para tratar por vía oral a los pacientes.

González indicó que durante las investigaciones han aplicado a más de 10.000 pacientes oncológicos -unos 3.500 extranjeros y el resto cubanos- el tratamiento "con resultados positivos", sobre todo para mejorar su calidad de vida, y se ha detenido el crecimiento del tumor.