Lloret de Mar aprueba la ordenanza de Civismo que multará el «balconing»

El ayuntamiento de Lloret de Mar ha aprobado en el pleno municipal de mayo la nueva ordenanza municipal de Civismo y Vía Pública que pretende corregir actitudes que están dañando la imagen de la localidad y que, entre otras medidas, prevé sanciones económicas contra el "balconing".

Entre otras cosas, las nuevas ordenanzas prevén prohibir el consumo de alcohol y la prostitución en la vía pública, andar sin camiseta o el "balconing"(saltar entre los balcones de los inmuebles).

En el caso del "balconing"están previstas sanciones e entre 750 y 1.500 euros para los hoteles que no tomen las medidas de seguridad necesarias para evitar esta peligrosa práctica.

En los últimos tres años, tres jóvenes han muerto llevando a cabo esta práctica y otros han resultado heridos.

Desde el gremio de hoteleros han explicado que cuando llegan los jóvenes turistas les explican la situación y les dice que si saltan de un balcón a otro se exponen a multas y a ser expulsados del establecimiento.

Pero sostienen también que no son "cuidadores"de estos jóvenes y no pueden controlar lo que ocurre en todas las habitaciones.

El teniente de alcalde Josep Valls reconoce la nueva ordenanza no acabará con los problemas, pero considera que es un paso adelante.

"Todos los problemas de clandestinidad en cualquier actividad que haya en la vía pública no quedarán solucionados por el hecho de aprobar esta ordenanza; lo que hacen las ordenanzas es regular este tipo de actuaciones y yo creo que hemos conseguido hacerlo de una manera más clara y de una manera más contundente en caso de incumplimiento", ha indicado.

Las infracciones graves se sancionarán con multas que oscilarán entre loas 750 y los 1.500 euros, y la normativa entrarán en vigor en 15 días.