Ciclismo

Una carrera imparable

Alberto Contador (Astana) entrará en París por tercera vez como vencedor del Tour de Francia al superar en 31 segundos al luxemburgués Andy Schleck (Saxo Bank) en la contrarreloj

Contador, en un momento de la crono de hoy
Contador, en un momento de la crono de hoy

Los números, una vez más, no engañan. Alberto Contador es campeón en los Campos Elíseos por tercera vez. De nuevo, la gloria le ha esperado al final de la ronda gala. Su victoria ha estado cargada de esfuerzo, entrega, estrategia y alguna que otra dosis de polémica no incendiaria. Su esplendor no es flor de un día; el próximo mes de diciembre cumplirá 28 años y, hace apenas cuatro, no proyectaba ni un ápice de la sombra de una silueta que ahora eclipsa al resto de corredores.El número 28 en el contador de años fue un número mágico para algunas de las grandes figuras de la historia del ciclismo; para Alberto Contador vale, además, tres victorias en el Tour. Y no sólo eso. Es uno de los cinco ciclistas –Anquetil, Gimondi, Merckx, Hinault, y él– que han conseguido triunfar en las tres grandes carreras por etapas: amarillo, rosa y oro. La gloria le esperó y la encontró en París, de nuevo, un 25 de julio.La contrarreloj del sábado entre Burdeos y Pauillac fue el punto culminante de un camino que Contador comenzó a recorrer el 3 de julio en Rotterdam (Holanda), cuando todavía la selección española de fútbol seguía dando que hablar en Suráfrica. La historia de los deportistas nacionales se repite y, al igual que «La Roja» se ha acercado a las grandes selecciones, Merckx e Hinault ya están en el horizonte de Alberto Contador. El pinteño ha conseguido que los españoles vuelvan a prescindir de un rito tan español, el de la siesta, para seguir sus andanzas en cada una de las etapas de un deporte en el que los españoles siempre han brillado con luz propia.Desde Bahamontes, primer campeón español en tierras a francesas, a Contador ha pasado más de medio siglo. El nombre de Miguel Indurain se escribió por primera vez en el podio de París cuando el navarro tenía 27 años, la edad con la que Contador terminará esta edición del Tour. La siguiente edición la comenzará con 28 años (en diciembre es su cumpleaños), la misma con la que Luis Ocaña, en 1973, y Pedro Delgado, en 1988, ganaron sus únicos maillots amarillos. Además, el reciente triunfo de un español culmina un ciclo histórico que se inició con la victoria del gallego Óscar Pereiro en 2006 y que tiene su parangón en los cinco maillots amarillos conseguidos por Indurain en el primer lustro de los años 90. La racha no está cerrada y 2011 puede ser un año propicio para Contador en el vigésimo aniversario de la primera victoria de «Miguelón» en Campos Elíseos.El 28 también es un número básico en el periplo de los grandes ciclistas en el Tour. La lista de campeones en tierras galas es tan extensa como los 107 años de vida que acaba de cumplir la prueba. Con Maurice Garin a la cabeza y Alberto Contador al final, los nombres de los vencedores se suceden a lo largo de más de un siglo. Salvo en el lapso de tiempo que va desde 1940 hasta 1946, años en que la Segunda Guerra Mundial interrumpió su desarrollo, los ciclistas han considerado al Tour como una de las citas imprescindibles en su calendario. Lance Armstrong consiguió su primera victoria en 1999 con 28 años, la misma edad que tenía el añorado Marco Pantani cuando lució el maillot de campeón en París, en 1998. Eddy Merckx había ganado cuatro Tours, tan sólo uno más que el de Pinto, con 28 años; lo mismo ocurre con el francés Bernard Hinault. La historia espera ahora a Alberto Contador en la edición de 2011.