ANÁLISIS Hemos ahorrado

La reducción de la velocidad máxima impulsada por el Gobierno no ha cumplido las expectativas.

La Razón
La RazónLa Razón

¿Qué balance hace de estos cuatro meses?
–No se ha materializado ninguna de las previsiones del Gobierno. No se puede demostrar que la medida hayan sido tan eficaz como se ha dicho y ha quedado claro que hay alternativas mejores. De hecho, ninguno de los 27 socios de la UE ha seguido el ejemplo español: 21 países mantienen la velocidad máxima por encima de los 110 km/h.

¿Qué hay del supuesto ahorro energético?
–La reducción energética ha sido del 7,8 por ciento, frente al 15 por ciento previsto. Además, no se puede achacar este dato a la reducción de la velocidad porque es una consecuencia clara de la recesión económica. Se utiliza menos el coche. Es cierto que se ha reducido la velocidad media, pero también lo es que autopistas y autovías están llenas de obras que impiden ir más rápido. En cuanto a las multas, nada ha cambiado. La mitad de los radares no funcionan y no se han ajustado a la nueva velocidad.