África

Los jóvenes reformistas saharauis se rebelan contra el Frente Polisario

Convocan protestas en la localidad argelina de Rabuni imitando las revueltas vecinas

Los jóvenes saharauis reformistas supeditan incluso la lucha contra Marruecos a las reformas democráticas en el Frente. En la imagen, una concentración cerca del campamento de Tinduf
Los jóvenes saharauis reformistas supeditan incluso la lucha contra Marruecos a las reformas democráticas en el Frente. En la imagen, una concentración cerca del campamento de Tinduf

MADRID- El movimiento Juventud de la Revolución Saharaui- Jat Achahid encabezará hoy la primera manifestación del pueblo saharaui contra el Frente Polisario en la localidad argelina de Rabuni. Con ella, el movimiento reformista pretende mostrar su malestar frente a la «corrupta y nepotista» cúpula política del Frente, según explicó el portavoz del grupo, Mahjoub Salek, quien considera que el Polisario ha «vaciado de contenido» los principios del movimiento independentista y que además «se ha perpetuado con el dinero procedente de la ayuda internacional», que no habría llegado al pueblo.

Los integrantes del movimiento, en su mayoría jóvenes, se concentrarán mañana frente a la presidencia de la autoproclamada República Arabe Saharaui Democrática (RASD), muy cercana al gran asentamiento de refugiados saharauis de Tinduf. Según sus organizadores, las exigencias que plantea este movimiento «no difieren en nada» de las que han motivado las revueltas en Túnez, Egipto o Libia, con la dificultad añadida de que en estos campamentos el acceso a internet es muy limitado.

La principal reivindicación de los reformistas consiste en lograr el sufragio universal «para todos los ciudadanos y ciudadanas saharauis» y mayor democracia y transparencia en las elecciones presidenciales y parlamentarias de la RASD; aspectos que Salek considera incluso más urgentes que las negociaciones con Marruecos. Respecto a la posibilidad de que Rabat utilice esta protesta para deslegitimar al Polisario por falta de unidad, Salek opina que «ninguno de los dos [Marruecos y el Polisario] tiene prisa por lograr una solución, porque ellos no viven en jaimas a 62 grados».

Los organizadores de la protesta esperan que acudan cientos de refugiados saharauis, aunque la convocatoria podría diluirse por el temor a una posible represalia del Polisario, que según el movimiento reformista ha intentado ya impedir su celebración. «En mi trabajo he recibido presiones por ser uno de los organizadores de la manifestación», explicó a este periódico el saharaui Said Zarwl, que ahora teme perder su empleo en una revista. Sin embargo, la tarde de ayer transcurrió con tranquilidad en los campamentos de Tinduf, por lo que el joven y el resto de organizadores esperan poder acudir a Rabuni con normalidad.

La manifestación coincide con el 35 aniversario de la proclamación de la República Árabe Saharaui, presidida por Mohamed Abdelaziz, también secretario general del Frente Polisario.