«Willkommen Raúl»

El año I de Raúl González después del Real Madrid comenzó hace justo un mes con su llegada al Schalke 04. Hoy arranca su nueva vida con el estreno en la Bundesliga ante el Hamburgo.

Raúl disputará hoy su primer partido de la Bundesliga
Raúl disputará hoy su primer partido de la Bundesliga

«Quedarme en el Real Madrid hubiera sido lo más fácil», asegura el delantero. Mourinho confiaba en él, pero Raúl no quería una temporada más con la mayoría de los partidos vistos desde el banquillo. En Gelserkirchen fue recibido como un héroe. Como rezaban algunas pancartas en alemán durante los primeros días del ex madridista en la ciudad: «Willkommen, Raúl».

Tal y como sucedió el 31 de julio en el primer partido de Raúl con su nueva camiseta, el equipo de Van Nistelrooy vuelve a cruzarse en su camino. La llegada de Raúl, junto a la de Michael Ballack, ha sido uno de los pocos nombres llamativos en el mercado estival. Ambos han llegado a coste cero; Simon Kjaer, el fichaje más caro de la Bundesliga, ha costado 12 millones de euros al Wolfsburgo. La crisis tampoco perdona a los equipos alemanes, que han reforzado sus plantillas con gastos mínimos.

Desde la presentación de Raúl en el Ventlis Arena al comienzo de la temporada oficial, el delantero ha sido capaz de adaptarse a su nueva vida. Ha encontrado casa en Düsseldorf, a unos 40 kilómetros de Gelsenkirchen, localidad que también cuenta con equipo en la Segunda División alemana. El delantero quedó sorprendido por el buen ambiente con los jugadores y el interés mostrado por el entrenador, Felix Magath. El técnico ha logrado grandes éxitos con equipos como el Bayern de Múnich o el Wolfsburgo, con quien ganó la Liga en 2009 por primera vez en la historia del equipo de la Volkswagen. Raúl conoce el carácter ganador de Magath y, aunque señala como gran favorito al Bayern de Múnich, confía en su equipo para lograr algo grande esta temporada.

Magath es el gran valedor del delantero en su llegada a la competición germana. «Raúl está totalmente recuperado y me da muy buena impresión. Cuento con él», anunció el técnico después de que se hubiera apuntado la posibilidad de que no estuviera aún disponible.

El ex madridista disputó su pri- mer partido en Alemania apenas cinco días después de llegar a su nuevo club, en el torneo de verano Liga Total Cup, primero contra el Hamburgo y luego, en la final, contra el Bayern Múnich, donde marcó sus dos primeros goles.

Una semana después disputó la Supercopa contra el Bayern, con victoria de los bávaros, tras lo que Magath decidió dejarlo descansar esta semana en el partido de la Copa de Alemania contra el Aalen, de Tercera División, porque le pareció que estaba «cansado».

Raúl pidió esta semana a la afición paciencia y dijo que esperaba estar en plena forma para septiembre. Magath tiene fama de ser el técnico más duro de la Bundesliga, con entrenamientos que colocan a su plantilla al límite de su capacidad física. A esos métodos se ha atribuido que se hayan ido de los equipos que entrenó jugadores como Kevin Kuranyi, Marcelo Bordón o Rafinha, quien ha dicho abiertamente que no puede con Magath.

A esta fama se le ha sumado ahora la de «dictador» por el despido fulminante del representante de los aficionados, Rolf Rojek, tras las protestas de grupos de seguidores contra Christoph Metzelder. «¿Es el Schalke una dictadura?», se leía en una pancarta durante el partido de la Copa. Magath defiende su proceder como parte de su «estilo de dirección» y en ese estilo es donde encaja Raúl González.