Unas 300 personas protestan ante la casa del presidente Artur Mas por los recortes sanitarios

La Razón
La RazónLa Razón

Barcelona- El consorcio Parc Salut Mar presentó ayer un ERE que afecta a 194 de sus empleados. Las respuesta fue rápida y contundente. Unas 300 personas se concentraron frente al domicilio del president de la Generalitat en señal de protesta. Provistos de cacerolas, pitos y pancartas, los manifestantes partieron del Hospital del Mar y caminaron hasta la calle Tusset. Los Mossos d'Esquadra blindaron la confluencia de esta calle con Travessera de Gràcia para evitar que los movilizaran se acercaran a la vivienda de Mas. Sobre las 21.00 horas los concentrados decidieron abandonar el lugar sin provocar altercados ni incidentes. Una decena de furgones de la Policía Autonómica custodió la zona cercada.
La protesta, improvisada, vino motivada por la presentación de la dirección del Parc Salut Mar, un consorcio dependiente de la Generalitat y el Ayuntamiento, de un expediente de regulación de empleo ante la conselleria de Empresa y Ocupación, según fuentes sindicales. Los despidos afectarán mayoritariamente a médicos, auxiliares y personal de enfermería. Se trata de la primera entidad sanitaria pública que presenta un ERE. De este consorcio penden, entre otros centros, el Hospital del Mar y de la Esperanza, que ya han sufrido las consecuencias del recorte presupuestario con la eliminación de camas, entre otras medidas. De hecho, el personal de estos centros ha venido mostrando su total rechazo al tijeretazo y sus consecuencias desde el momento en que éste se anunció y ha protagonizado cortes de la Ronda Litoral cada miércoles. Según los sindicatos, los representantes de los trabajadores propusieron a la dirección alternativas de recortes a los despidos, pero ha sido imposible llegar a un pacto.