Rajoy señala el principal problema de España: «Se llama Zapatero»

Arremete contra el presidente del Gobierno por su «soberbia», pero le tiende la mano para pactos de Estado si «rectifica» y plantea «cosas razonables»

Rajoy, en un momento de su intervención de ayer ante 6.000 militantes y simpatizantes del PP en el Pabellón
Rajoy, en un momento de su intervención de ayer ante 6.000 militantes y simpatizantes del PP en el Pabellón

El presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, y el de Andalucía, Javier Arenas, coincidieron ayer en Córdoba en un acto político de su partido, después de la polémica suscitada por el dirigente andaluz respecto a un posible pacto de gobierno con el PSOE, manifestaciones que le valieron una rectificación en toda regla por parte de Rajoy.Precisamente, el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, se convirtió en centro de las críticas del máximo dirigente de los populares, quien le culpó de ser el principal responsable de la difícil situación económica que sufre España. «El principal problema económico de España tiene nombre y se llama José Luis Rodríguez Zapatero», afirmó Mariano Rajoy. Así, criticó «la soberbia» que ha demostrado hasta ahora el presidente del Ejecutivo, que «no ha hecho caso a nadie» y ha llevado, «con medidas improvisadas y ocurrencias», a una situación en la que «España está bajo vigilancia», pasando de ser «un país respetado a ser un país al que imponen obligaciones las instituciones europeas», informa Efe.También resaltó que el Gobierno de Zapatero, con su propuesta de reforma laboral, ha logrado «la unanimidad en contra» de la misma, pues la rechazan empresarios y sindicatos. En contraposición, aseguró, el PP «no se va a resignar a que haya más de 4,5 millones de compatriotas que no pueden trabajar, ni a que más de un 40 por ciento de los jóvenes de España no encuentren un puesto de trabajo».Pese a todo ello, Mariano Rajoy se mostró dispuesto a acordar con Zapatero aquellas políticas de especial interés para los españoles, siempre y cuando el jefe del Ejecutivo rectifique. «Llevamos años planteando nuestra alternativa en el Congreso y en el Senado y no se ha aceptado nada de lo pactado.Si Europa le obliga y rectifica estamos dispuestos a acordar cosas en beneficio de la Nación y de los españoles» afirmó ante 6.000 militantes y simpatizantes que se dieron cita en el Pabellón Municipal de Vista Alegre de Córdoba.